Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/02/24 00:00

La revelación de Sara

Una madre trata de reunir el dinero que necesita su hija en esta película bosnia que ganó el Festival de Berlín de 2006.

Esma (Mirjana Karanovic) y su hija Sara (Luna Mijovic) han construido una relación que tendría que sobrevivir al peor de los secretos.

Título original: Grvabica.
Año de estreno: 2006.
Dirección: Jasmila Zbanic.
Actores: Mirjana Karanovic, Luna Mijovic, Leon Lucev, Kenan Catic, Jasna Ornela Berry, Dejan Acimovic, Bogdan Diklic, Emir Hadzihafizbegovic.

Se ve este drama austero, como dicen, con el corazón en la mano. Se lleva el ritmo de la angustia con el pie porque el tiempo se le va a acabando a la protagonista, a la abnegada Esma, para conseguir el dinero que su hija Sara necesita para irse de excursión con sus compañeros de colegio. Se sufre porque es evidente, más que evidente, que hay algo muy importante que Esma no quiere decir. Algo que le sucedió hace algunos años, en Bosnia, en la horrenda guerra de los Balcanes, cuando nadie encontraba algún héroe que lo protegiera. Sobrevivirá esa madre al día a día de Grvabica, en Sarajevo, nadie lo duda ni por un momento, trabajará de noche como mesera en un bar de mala muerte o de día en alguna fábrica de tejidos en donde levantar la mirada sea una falta grave, pero ¿será capaz de decirse la verdad que ha soportado desde hace años, ¿conservará esa conmovedora relación con una hija adolescente a la que le tiene sin cuidado el pasado?

La historia de Sara ganó el Oso de oro del Festival de Berlín de 2006. Su dirección realista, sutil, sin afectaciones, mantiene a los espectadores, como dicen, con un nudo en la garganta. Y la actuación de su protagonista, Mirjana Karanovic, un prodigio desde la primera escena en esa escalofriante terapia de grupo hasta el plano final de su mirada estremecida, lleva al auditorio de la mano como por los pasillos de un museo de lo que queda después de las guerras. Habrá quien sienta que parece la primera semana de una telenovela bien hecha. Pero aquel 'bien hecha' será la parte más importante de la sensación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.