Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/17/2011 12:00:00 AM

La sinfonía multitudinaria

Por primera vez se interpretará en Colombia la 'Octava Sinfonía' de Mahler, una de las obras sinfónicas más importantes de la historia. Más de cuatrocientos músicos estarán en escena en uno de los eventos culturales del año.

Después de dos intentos frustrados, los días 15 y 16 de octubre la Orquesta Filarmónica de Bogotá estrenará en Colombia una obra raras veces interpretada. Lo hará con ocasión de los cien años de la muerte de su autor, Gustav Mahler, en un evento cultural sin precedentes que reunirá a más de cuatrocientos artistas bajo la batuta del maestro mexicano Enrique Diemecke, director titular de la orquesta y uno de los pocos que ya tuvieron la oportunidad de dirigir esta sinfonía en el continente americano.

Se trata de la Octava Sinfonía, estrenada el 12 de septiembre de 1910 en medio de una expectativa sin precedentes. El promotor del concierto presentó en esa oportunidad la obra como la Sinfonía de los mil, pues sostenía que esa fue la cantidad de músicos que participaron en esa primera interpretación. El compositor, por su parte, siempre rechazó ese nombre. Quería que su obra trascendiera esta anécdota.

El hecho es que la Sinfonía de los mil es una de las composiciones de mayor impacto en la historia de la música sinfónica. Su interpretación y su puesta en escena la convierten en todo un reto para cualquier orquesta y coro del mundo. En Latinoamérica solo se ha hecho en Venezuela, Argentina y México.

A los 97 músicos que conforman la Filarmónica de Bogotá se sumarán 40 instrumentistas de la Sinfónica de Colombia y algunos supernumerarios. En el montaje también participarán el Coro de la Ópera, el Coro de Santa Cecilia, el Coro Infantil Crescendo y el Coro de la Fundación Música en los Templos. La obra requiere ocho solistas, de los cuales seis serán extranjeros y por Colombia estarán Valeriano Lanchas y Beatriz Mora.

Como Bogotá no cuenta con un escenario para un concierto de esta magnitud, el teatro Jorge Eliécer Gaitán tendrá que ser adaptado. Será necesario utilizar toda la profundidad del escenario, casi hasta la pared de fondo, y construir un complemento que se extienda hasta la platea, lo que significará sacrificar algunas sillas. Además habrá que levantar unas estructuras de madera que completen la concha acústica, pues la que hay no cubre todo el escenario.

Difundir el concierto será otro gran reto. Para quienes no puedan asistir al teatro habrá transmisión en directo por televisión y, por primera vez, por internet. Además, se instalarán dos pantallas gigantes de alta definición en el Parque de la 93 y en uno del sur de la ciudad que aún está por definir.

La directora general de la Filarmónica, María Claudia Parias, está segura de que el concierto tendrá un impacto fuerte en los colombianos, pues la orquesta ha generado un público de Mahler muy importante. De hecho, la Octava es la única de las diez sinfonías de Gustav Mahler que le falta interpretar a la Filarmónica de Bogotá para completar el ciclo. "El trabajo de los últimos veinte años ha hecho que se cultive un gusto insólito por este compositor, que incluso a veces no se entiende en otras partes del mundo", dice. Y la expectativa generada en torno al montaje es grande. Mucha gente llamó a la sede de la Filarmónica para averiguar por la boletería antes de que se pusiera a la venta la semana pasada.

El reto, sin duda, es grande tanto para el director y los músicos como para la parte administrativa, que tiene que asegurarse de que la puesta en escena esté a la altura de una obra tan importante. Los músicos vienen ensayando desde hace varios meses y son conscientes de lo que significa esta oportunidad. "Es una experiencia única en la vida, nos sentimos muy halagados de interpretar esta obra- asegura Luis Martín Niño, concertino de la Filarmónica-. Esta es una de esas oportunidades que uno tiene una sola vez en la vida y hay que aprovecharla. No se va a repetir". Una ocasión, en suma, que ningún aficionado a la música puede perderse.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.