Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1995/10/02 00:00

LANCELOT: EL PRIMER CABALLERO

Una historia de amor en medio del mito del rey Arturo y sus caballeros de la mesa redonda.

LANCELOT: EL PRIMER CABALLERO

DIRECTOR: JERRY ZUCKER
PROTAGONISTAS: RICHARD GERE,SEAN CONNERY Y JULIA ORMOND
DESDE LOS CAballeros del Rey Arturo, de Richard Thorpe (1953), pasando por la fantasiosa aventura de Walt Disney sobre el mago Merlín, hasta Excalibur, de John Boorman (1981), el cine ha cultivado en varias ocasiones la leyenda inglesa sobre aquel monarca que logró crear en Camelot un reino perfecto, iluminado por la divinidad.
Este año el turno es para el director Jerry Zucker, el mismo que se hizo famoso por la taquillera Ghost en 1991. Basado en el guión de William Nicholson, Zucker ha construido una nueva adaptación de la leyenda, pero esta vez vista a través de las andanzas de uno de los caballeros más famosos al servicio del mítico rey Arturo: Lancelot.
Protagonizado por Richard Gere, Lancelot posee todas las virtudes de los héroes contemporáneos, con una ventaja sobre estos. Lancelot es también elevado a la categoría de leyenda, lo cual le permite ciertas libertades al personaje que en otro tipo de filmes resultarían insoportables: intrepidez mítica, proezas inexplicables. Pero Lancelot: el primer caballero busca cualquier propósito menos el de acercarse a la verdad histórica. Ante todo está la leyenda de un rey y un caballero en pugna por una dama de altísimo honor. Y alrededor de ellos todo sucede como en los cuentos de las abuelas, una historia de amor con héroes invencibles al rescate de la doncella en peligro y nobles caballeros (los de la mesa redonda) al servicio de un monarca bueno en extremo que debe proteger el reino de las manos de su malvado vecino.
Salvo por la ausencia de dragones, la película no difiere en nada con las múltiples leyendas de la Edad Media y, en última instancia, es una historia digna de los clásicos de dibujos animados de la Disney. Sólo que los personajes, a pesar de salir de lo más hondo de la fantasía, son de carne y hueso. La cinta no niega su carácter de leyenda y en su inocencia es capaz de provocar un buen rato -sobre todo si el espectador se abre a la fantasía- con una historia que más que novedosa es nostálgica.

QUE SEAN LATINOS
LOS ULTIMOS MESES HAN SIDO TEStigos de un acontecimiento poco usual en Estados Unidos, el estreno de cuatro películas con temas latinos: Mi familia, de Gregory Nava; Desperado, de Robert Rodríguez; La familia Pérez, de Mira Nair, y Un paseo por las nubes, de Alfonso Arau. Tal vez el hecho se deba a que los productores estadounidenses están teniendo en cuenta que el 12 por ciento de los espectadores que acuden a las salas de cine cada año, son latinos.
Lo curioso del caso es la resistencia de los productores a utilizar actores latinos en este tipo de películas. Anjelica Huston y Marisa Tomei terminaron protagonizando La familia Pérez, y para Un paseo por las nubes, la Twentieth Century Fox le exigió a Arau la presencia de Winona Ryder en el papel principal. Por fortuna, Arau se negó rotundamente, y la protagonista acabó siendo Aitana Sánchez-Gijón, de quien dicen este ha sido el mejor papel de su carrera.

PERSEGUIDO
Una aventura de 'ninjas' que ni siquiera cuenta con héroes famosos de las artes marciales.
DIRECTOR:J.E LAWTON
PROTAGONISTAS: CHRISTOPHER LAMBERT Y JOHN LONE
Cuando apareció en pantalla convertido en el rey de los monos en Greystoke: la leyenda de Tarzán, la crítica especializada estuvo de acuerdo con que Christopher Lambert había demostrado el suficiente talento como para convertirse en una reconocida estrella del cine mundial. Pero para decepción de muchos de sus seguidores, al parecer esa película se convirtió en su primer y único reto importante.
A pesar de que su participación en Highlander -una cinta de género fantástico totalmente opuesta a Tarzán- lo lanzó definitivamente al estrellato, en los últimos años Lambert ha patinado cada vez que aparece en pantalla con un nuevo paso en falso. Su última película, Perseguido, ha sido casi la estocada final a una carrera que se veía más prometedora . En ella, Lambert hace el papel de un comerciante occidental que termina metido en un lío de pandillas ninjas en el Japón, por cuenta de presenciar el asesinato de una extraña mujer. El tenebroso ninja que lo busca para matarlo es John Lone, el mismo de El último emperador y M. Butterfly, películas que nada tienen que ver con la superficialidad de un personaje cuyo máximo atributo es ser un artista de las artes marciales.
Dirigida por el debutante J.F. Lawton, guionista de Mujer Bonita, Perseguido no es capaz de superar el género frívolo de las artes marciales y se enreda en una aventura insulsa de ninjas espadachines en combates gimnásticos.
Más habría valido la contratación de verdaderas estrellas del género, antes de enfrentar a dos actores que, en una actuación que deja mucho que desear, resultan postizos ante el propósito indiferente del director por mostrar un grupo de ninjas en acción.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.