Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/25/2008 12:00:00 AM

Las 22 del 007

Detrás del éxito de las 22 cintas de la saga de James Bond está la franquicia más longeva del cine. El personaje reinventado es fruto de los productores Barbara Broccoli y Michael Wilson.

Ver a Daniel Craig desempeñarse como James Bond logró alterar los nervios de los productores Barbara Broccoli y Michael G. Wilson. En Quantum of Solace, Craig interpreta por segunda vez al Agente 007 y realiza la mayor cantidad de las acrobacias sin dobles. Responsables del dinero y del éxito de la producción, Broccoli y Wilson vivieron una experiencia tensa cuando el actor participó sin protección en una secuencia de explosiones. Para ellos, era necesario ese nivel de verosimilitud para que la saga, que llega al número 22, no decayera en espectacularidad. “Las audiencias actuales son muy sofisticadas. Para ellas es fácil detectar el uso de imágenes generadas por computadora (CGI), de dobles o de cualquier cosa por el estilo”. Así que tuvieron que jugársela.

No era la primera vez que hacían esto los dueños de la franquicia del agente más famoso del mundo. En Casino Royale, la cinta anterior, narraron los violentos inicios del agente y se la jugaron por un actor con el que el público no tenía afectos al inicio. En este filme, su apuesta es iniciar la historia una hora después del final de Casino Royale, en la primera vez que filman dos cintas en secuencia directa. Y ser más agresivos visualmente. La franquicia que poseen, con los derechos de las historias totales de Ian Fleming, les asegura ganancias, y para eso no escatimaron esta vez en contratar incluso al doble ganador del Oscar Paul Haggis, entre los guionistas. La película se estrena este 7 de noviembre en Colombia.

Wilson y Broccoli, aunque sus apellidos y sus rostros no lo demuestren, son hermanos, y son los que se han encargado de mantener viva la llama de James Bond. Ambos son parte de la historia de una de las franquicias cinematográficas más longevas de la historia. Su padre, Albert ‘Cubby’ Broccoli, fundó EOB Productions y realizó la primera cinta de James Bond, Dr. No, en 1962. ‘Cubby’ produjo otras 15 cintas del 007, enfrentado en estrados contra otros productores en una disputa que también heredaron sus hijos, quienes finalmente se quedaron con los derechos de la primera novela de Bond, Casino Royale, y decidieron rehacer el personaje.

Wilson ha trabajado en 12 películas de James Bond, ocho de ellas como productor. Desempeñó su primer trabajo en Moonraker, en 1979. En Goldeneye reemplazó a su padre y se unió con su hermana como heredero de la saga y de la franquicia de 46 años, que en Quantum alcanza un presupuesto de 250 millones de dólares y que se rodó durante casi un año en Chile, Panamá, Italia, Austria, Haití y México.

Conscientes de que entre manos tienen un potencial millonario, ambos productores fuerzan cada vez más la tensión en la saga Bond. Buscaron locaciones complejas y secuencias de acción más intensas. En esta cinta, “Bond se cierra emocionalmente y es por ello que ‘Quantum’ gira alrededor de ese conflicto interno, de su sed de venganza y del deseo de que sus emociones no le hagan perder los estribos”, comenta Broccoli.

El par confía en el éxito del filme. El ojo no les ha fallado hasta ahora: heredar la franquicia y conquistar los derechos sobre el legado de Ian Fleming significó que volvieran a tener alas. Y están dispuestos a todo: a cambiar al hombre seductor y de fino humor por un vengativo musculoso, a dejar de lado las chicas Bond famosas por desconocidas delgadas, y a incrementar la acción y renovar locaciones. Si Bond tiene licencia para matar, ellos están dispuestos a acompañarlo en el propósito para darle larga vida a su ya longeva franquicia.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.