Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/11/2014 12:00:00 AM

Las gaitas de Tolú Viejo sonaron en Islandia

Ocho niños dieron vida a una mezcla de elementos culturales afro, indígenas y campesinas en el país europeo.



Gaitas y tambores interpretaron en Islandia la riqueza cultural colombiana gracias a un intercambio cultural promovido por la Cancillería, el cual llevó al grupo ‘Gaitas y Tambores: Sones del Picapedrero’ de Tolú Viejo (Sucre) al país europeo.

El viaje se dio en el marco de la visita de la viceministra de Relaciones Exteriores, Patti Londoño, a ese país, con quien el grupo compartió el pasado 7 de marzo en el Palacio de San Carlos, antes de partir a Islandia.

Siete niños y una niña fueron los embajadores de la música colombiana en el país del  norte y mostraron la mezcla de elementos culturales de las poblaciones afro, indígenas y campesinas de los departamentos de Sucre, Bolívar y Córdoba.

Este intercambio hizo parte del plan de promoción de Colombia en el exterior con el que la Cancillería propone emplear la música como un medio de inclusión social, convivencia y diálogo intercultural para niños y jóvenes dado que "la gaita condensa la alegría y jovialidad de la región producida por la combinación de la percusión africana con los instrumentos de viento indígenas".

Asimismo, se integran los municipios vinculados al programa ‘Niños, niñas y adolescentes con oportunidades’, propuesta de la Cancillería que busca prevenir el reclutamiento forzoso de menores por parte de grupos armados ilegales.


Foto: cortesía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?