Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/10/21 23:41

Las palabras más perturbadoras del castellano

En el HayFestivalMéxico @BBC Mundo, les preguntamos cuáles palabras encontraban más perturbadoras en nuestro idioma. De otorrinolaringólogo a pantaleta, descubre cuáles fueron las más populares.

Entre ella están machete y postre. Foto: BBC
;
BBC

Mucha de la historia negra de la humanidad salió a relucir cuando les preguntamos a ustedes, nuestros lectores, cuáles palabras encontraban más perturbadoras en castellano.

Genocidio, masacre, holocausto, tortura, refugiados, guerra, dictadura y hasta políticos son algunas de las palabras a las que ustedes le dedicaron más esfuerzo.

Eso sin contar con flagelos que tocan a millones en el mundo, como la pobreza, el narcotráfico, crimen, o dramas de los que nadie puede escapar, como la enfermedad o la muerte.

Nuestro cuerpo parece ser otra fuente de expresiones perturbadoras: desde moco hasta gonorrea, pasando por hemorroides - y sin olvidar los gargajos.

Por último, en un extremo menos oscuro, no faltó quien se decantara por algunas opciones inusuales, como postre, o por algunos de los virtuales trabalenguas de nuestro idioma, como esternocleidomastoideo u otorrinolaringólogo.

Sin más, y en el marco de nuestro festival digital HayFestivalMéxico@BBCMundo, les traemos 11 de las palabras más macabras aportadas por ustedes.

(Nota: las palabras destacadas aquí en negrillas también forman parte del caos de sugerencias formuladas por quienes tuvieron la benevolencia de participar).

¿Buscas más?

Estas son otras de las palabras que llamaron nuestra atención.

Otorrinolaringólogo. "Por ser demasiado larga y porque hay que concentrarse para pronunciarla bien". Lydia, La Habana.

Refugiados."En este caso palabra perturbadora para muchos países y políticas de Estados, que no logran entender o poner en práctica la paz que busca esta gente en otros países hermanos o continentes". Antonio Daniel Caldera, Caracas, Venezuela.

Bastardo. "Porque representa el rechazo a un ser humano, la denigración por nacer fuera de lo socialmente aceptado". Patricia Giusto, Venezuela.

Sevicia.
"Ominosa, sibilante, esta casi extinta palabra refleja, en mi opinión, mejor que ninguna la maldad humana". Guillermo Casanova, Santiago, Chile.

Machete. "Independientemente de que es una herramienta peligrosa, es en sí misma una palabra hostil y agresiva, como su hoja afilada corta cualquier frase". Juan Pablo Barrera, Bogotá, Colombia.

Benévolo. "Su sonido es poco agradable y a mi parecer no coincide o corresponde al significado real de la palabra - Javier Albornoz Hernández, Mérida, Venezuela.

Envergadura.
"Esta palabra resulta ser perturbadora de por sí, ya que está compuesta de palabras que hacen referencia al momento de excitación de un varón, lo cual no deja de resultar comprometedor y en ocasiones ser objeto de burlas por parte de quienes la escuchan pronunciar". Tatiana Chávez, Lima, Perú.

Postre. "La peor palabra es 'postre'. A nadie le tienta comer algo dulce si eso se llama Postre". Bautista Fazio, Buenos Aires, Argentina.

Bulimia. "No la había escuchado nunca ni sabía su significado hasta que lo viví. El nombre que le dan a esta enfermedad significa 'hambre de buey', una forma de decir hambre insaciable, te perturba y después de los atracones te sientes como muerta en vida. Es como tener un demonio dentro del cuerpo". Verónica, Otavalo,
Ecuador.

Desgarro o desgarrador. "Estas palabras me trasladan a un lugar de miedo, apabullante y carente de calidez o buenos sentimientos". Carlos Villar, Riohacha, Colombia.
(Nota: las palabras destacadas aquí en negrillas también forman parte del caos de sugerencias formuladas por quienes tuvieron la benevolencia de participar).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.