Martes, 17 de enero de 2017

| 2006/11/11 00:00

Las Torres Gemelas

Oliver Stone se entrega, por completo, al drama de un par de policías sepultados en la mañana del 11 de septiembre de 2001.

El sargento John McLoughlin (Nicolas Cage) lidera el valiente escuadrón de rescate que no imagina la tragedia que vendrá

Título original: World Trade Center.
Año de estreno: 2006.
Dirección: Oliver Stone.
Actores: Nicolas Cage, Michael Peña, Jay Hernández, Armando Riesco, Maria Bello, Maggie Gyllenhaal.

El cineasta estadounidense Oliver Stone, autor de enredos memorables de la altura de JFK, The Doors y Platoon, es un narrador apasionado incapaz de mantenerse a un lado de la historia que cuenta. Es esa la razón por la que sus películas, o se hunden como barcos con el casco roto o se convierten en inquietantes referentes culturales. Las Torres Gemelas, que evade con tanto cuidado el norteamericanismo barato, que se concentra en descubrir que siempre estamos a punto de recobrar nuestra humanidad y que la perspectiva de la muerte nos hace hermanos, es la primera de sus películas que se queda justo en la mitad: lo más probable es que en el futuro sea una especie de referente cultural, un importante documento sobre el 11 de septiembre de 2001, pero que sus pequeños chantajes, sus vergonzosas licencias poéticas y su final moralejudo la acerque peligrosamente a esos dramas televisivos que salvan la programación mensual de Hallmark.

La historia, sacada punto por punto de la vida real, es tan absurda, tan devastadora y tan conmovedora como tantas de las sucedidas aquel martes de aquel septiembre. El sargento John McLoughlin, respetado funcionario de la Policía costera de Nueva York, reúne a un grupo de valerosos agentes (el oficial Will Jimeno lo acompañará hasta el final) para lanzarse al rescate de los sobrevivientes que tratan de escapar del infierno de la segunda torre atacada por los terroristas. Entraremos, con ellos, en un horror que nos recordará que seguimos vivos por los otros. Y que, pierda o gane, Oliver Stone lo apuesta siempre todo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.