Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/29/2015 5:16:00 PM

El mundo del rock llora la muerte de Lemmy, de Motörhead

Mujeres, drogas y heavy metal. La vida de Ian ‘Lemmy’ Kilmister inspiró a cientos de grandes músicos que hoy lamentan su partida.

La muerte a causa de un cáncer del líder y bajista de la banda de heavy metal británica Motörhead, Ian 'Lemmy' Kilmister, dio pie este martes a numerosos homenajes a este gran personaje del rock, bebedor y mujeriego insaciable.

Lemmy murió en Los Ángeles (California, EE.UU.) el lunes a los 70 años, tan sólo dos días después de que se le diagnosticara el cáncer de garganta que lo mató, anunció la banda en Facebook.

“No es fácil decir esto... Nuestro fuerte y noble amigo Lemmy falleció hoy tras una corta batalla contra un cáncer muy agresivo”, dijo el grupo británico en un comunicado difundido en Facebook.

“Estaba en casa, sentado frente a su videojuego favorito, en compañía de su familia”, precisó la banda del clásico tema Ace of Spades, que en enero tenía previsto empezar una gira europea que no se realizará.

“Motörhead se ha acabado, por supuesto. Lemmy era Motörhead”, dijo el baterista de la banda, el sueco Mikkey Dee, al diario Expressen de su país.

Su muerte llega un mes después de la del exbaterista del grupo, Phil “Philthy Animal” Taylor, a los 61 años.

Kilmister, quien siempre atribuyó su longevidad a que no consumió heroína, vivía en Los Ángeles (California, Estados Unidos). Aunque estaba considerado como un pionero del heavy metal, siempre insistió en que Motörhead era un grupo de 'rock and roll', “la banda más ruidosa del mundo”, en sus palabras.

Este músico emblemático era fácilmente reconocible por su aspecto, al lucir una línea continua de patillas y bigote bajo un sombrero negro, a juego con pantalones y camisa, y siempre tocado con parafernalia militar germánica, como la Cruz de Hierro.

Y sobre el escenario, un micrófono inusualmente alto heredado de sus primeros conciertos para, según él, no darse cuenta de la poca gente que acudía a los directos.

“Haz temblar el cielo, Lemmy”

El mundo del rock, en especial el del heavy metal, lloró la pérdida. La banda Metallica escribió en Twitter: “Lemmy, eres una de las razones principales por las que este grupo existe. Siempre te estaremos agradecidos por tu inspiración”.

“Lo que digamos sobre Lemmy nunca será suficiente, así que simplemente diremos 'adiós', Lord Lemmy”.

“Perdí hoy a uno de mis mejores amigos, Lemmy (...) Era un guerrero y una leyenda. Te veré en el otro lado”, dijo Ozzy Osbourne, cantante de Black Sabbath.

“Te voy a extrañar, compañero. Fuiste siempre un pilar de dignidad. Descansa en paz, Lemmy”, escribió por su parte Nikki Sixx, del grupo estadounidense Mötley Crüe.

Gene Simmons, el cantante de la banda estadounidense Kiss, le pidió un deseo a Lemmy: “haz temblar el cielo, amigo mío”.

“Un hombre increíble que no soportaba tonterías. Se te echará de menos, hermano”, manifestó el bajista del grupo estadounidense Guns N' Roses, Duff McKagan.

'Nacido para perder, vivió para ganar'

Ian 'Lemmy' Kilmister había nacido el 24 de diciembre de 1945 en Stoke-on-Trent, en el centro de Inglaterra, pero creció en la isla de Anglesey, en el noroeste de Gales.

Kilmister trabajó como miembro del equipo técnico del legendario guitarrista estadounidense Jimi Hendrix, al que acompañaba en sus giras.

Fundó Motörhead en 1975, tras ser expulsado de Hawkwind, un grupo de rock espacial, una variante del rock psicodélico y progresivo, al ser detenido con cocaína en la frontera con Canadá.

Motörhead publicó unos 20 álbumes y uno de sus principales éxitos lo cosechó en 1980 con la canción Ace of Spades.

“Celebren la vida de este hombre encantador y maravilloso (...) Él querría exactamente eso”, dijo la banda, que instó a sus seguidores a recordarlo interpretando sus canciones.

“Nacido para perder, vivió para ganar”, añadió.

Aunque nunca consumió heroína, consumió otras drogas y explicó que una vez estuvo despierto durante dos semanas consumiendo anfetaminas.

También presumía de haberse tomado una botella de whisky cada día desde que tenía 30 años, aunque en los últimos tiempos había optado por el vodka con jugo de naranja debido a la diabetes.

En el tributo que le rindió este martes Bryan May, el guitarrista de Queen, que colaboró en el último disco de Motörhead, dijo que Lemmy podía “absorber sustancias en cantidades que hubieran anestesiado a un rinoceronte”.

“Si existe la justicia”, agregó May, “Lemmy estará en algún bar celestial de rock and roll, bebiendo Jack Daniels con el diablo, los dos riéndose por lo bajo de las cosas raras de la vida”.

Kilmister afirmaba también que había hecho el amor con más de mil mujeres, y que nunca se había casado porque la vida de familia era incompatible con la vida itinerante de roquero, aunque era padre de un varón llamado Paul.

Motörhead tenía previsto volver a la 'carretera' a partir del 23 de enero, con una gira por Mánchester, Glasgow y Londres, y otras ciudades europeas como París, Barcelona, Madrid o Ginebra.


Con información de AFP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.