Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1993/05/31 00:00

Lírica española

Hasta el 4 de julio se presenta, en el teatro Roberto Arias Pérez, de la capital, la Temporada de Zarzuela 93, organizada por la Fundación Arte Lírico de Bogotá.

Lírica española

CORRIA EL AÑO DE 1648 EN ESPAÑA, cuando el rey Felipe IV y su esposa presenciaron, en privado, el estreno de la obra de Calderón de la Barca El Jardín de Falerina. Setrataba de una composición mezcla de canto, declamación y representación escénica que, sin ser una ópera, había rebasado los límites del teatro por la presencia musical y cantoril en la interpretación. Este género lírico, que había evolucionado a partir de la antigua trova española, no tenía nombre, hasta el día de la representación de la obra de Calderón en la casa de recreo La Zarzuela, llamada así en honor al jardín interior, rodeado de zarzas,que sirvió de escenario a los artistas. La obra causó tal impacto en la Corte, que aquel género indefinible comenzó a denominarse "zarzuela", como un homenaje al espectáculo protagonizado en los jardines reales de su majestad.
La zarzuela fue la respuesta española al creciente desarrollo de la ópera italiana, que llevaba dos siglos expandiendo su influencia en Europa. Luego el género llegó a las costas latinoamericanas como una herencia colonial inevitable, entre otras cosas porque en el siglo XVIII, durante su reinado, Felipe V desmotivó su desarrollo al favorecer la introducción de la ópera italiana en España. Los compositores ibéricos vieron en América una buena alternativa para la zarzuela, mientras en España se dedicaban a la interpretación de "tonadillas", una especie de subgénero de la zarzuela, caracterizado por ser una pieza escénica corta que conjugaba el baile y el canto populares. A comienzos del siglo XIX, la insistente protesta contra el extranjerismo preponderante en España había triunfado. Los más ilustres músicos y literatos se convirtieron en compositores de zarzuela, y fueron los causantes del enriquecimiento artístico de este género lírico durante el siglo pasado y su permanencia cultural en la actualidad.
Colombia no escapó a esta influencia. Y aunque no posee un movimiento autóctono considerable, la temporada anual de zarzuela acapara la atención de miles de espectadoresde la capital. Hasta el 4 de julio, el teatro Roberto Arias Pérez será escenario de los nuevos montajes realizados por la Fundación Arte Lírico, con la participación de notables figuras nacionales y extranjeras. Después de La Viuda Alegre, se presentarán La Rosa del Azafrán, La del Manojo de Rosas, La Verbena de la Paloma, La Corte del Faraón y una Antología de Zarzuela y Opera, donde se representarán las escenas más sobre salientes de las obras clásicas. Todo esto con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica de Colombia, en vivo, algo que no sucede casi ni en España, donde la zarzuela es acompañada, muchas veces, con pistas grabadas.
La gran atracción será, sin duda, La Corte del Faraón, una obra que hasta el momento no ha sido presentada en Colombia y que por singularidad dentro del género, está llamada a robarse el show este año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.