Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/18/2015 10:00:00 PM

Y llegó la ópera...

El 23 de julio comienza la temporada de la Ópera de Colombia que tendrá al drama de ‘Werther’, de Jules Massenet, y a la divertida comedia ‘Così fan tutte’, de Mozart.

César Gutiérrez quedó perdidamente enamorado de la ópera a los 12 años cuando oyó La Bohème, de Puccini, por primera vez. “Duré un año y medio escuchándola todos los días”, dice. En ese entonces hacía parte del coro infantil fundado por Colcultura principalmente para las temporadas de ópera y fue ahí donde descubrió la música del afamado italiano.

Hoy –después de haber estudiado en Viena y en Colombia–, Gutiérrez es el tenor que interpretará junto con la Ópera de Colombia uno de los grandes papeles dramáticos de la ópera romántica francesa y uno de los más difíciles del género: Werther. La obra será presentada el 23, 25 y 30 de julio y el 1 de agosto en el Teatro Cafam de Bellas Artes.

Para este bogotano, la dificultad del personaje radica en su emotividad y en el ritmo de la música. Como en todas las óperas, en Werther los cantantes deben competir contra la orquesta para que los instrumentos no les ahoguen la voz. “Son 60 contra uno”, explica. Pero esta ópera de Massenet tiene unas complejidades adicionales. La composición de la música hace que sea necesario concentrarse mucho para identificar el momento correcto en que debe empezarse a cantar o a tocar. Y, en el caso del personaje principal, Werther, las emociones que desata su trágica historia dificultan el canto y pueden llevar al artista a perder el control de su voz.

Werther –una ópera poco conocida en Colombia– está basada en la obra de Goethe que lleva el mismo nombre, y cuenta la historia de un hombre que se enamora perdidamente de Charlotte. Ella le corresponde, pero le prometió a su madre antes de que esta muriera que se casaría con Albert y no puede incumplir su promesa. Como los héroes del Romanticismo, Werther elige el suicidio ante la desolación de un amor que no puede ser. Antes de morir –y llevado por la pasión–, el joven canta el aria más conocida de esta ópera: ¿Pourquoi me réveiller?

A diferencia de Rigoletto, de Verdi, por ejemplo, Werther no es una ópera de grandes arias. El público aguarda con ansias la llegada de La donna è mobile para luego comenzar a emocionarse con la proximidad del cuarteto Bella figlia dell’amore. La del francés mantiene la tensión del auditorio durante toda la obra y al final la libera con una emotiva aria.

Così fan tutte –la otra obra que presentará la Ópera de Colombia– es una conocida comedia de Mozart con un argumento ligero que divertirá a más de uno, y una bellísima música que emociona a cualquiera. La historia está basada en la teoría de que todas las mujeres son infieles, y para probarlo Don Alfonso –interpretado por el barítono colombiano Valeriano Lanchas– le apuesta a los oficiales Ferrando y Guglielmo que hasta sus amadas son capaces de traicionarlos. Estos –seguros de que Dorabella y Fiordiligi serían incapaces de meterse con otro– aceptan el reto.

Este será sin duda un año importante para Valeriano Lanchas. El joven barítono comenzó su carrera a los 16 años y poco después ganó el concurso de canto de Plácido Domingo que lo catapultó a la fama. Su pasión por la ópera comenzó cuando tenía 6 años y le pidió a su madre –una asidua visitante del teatro– que lo llevara. Lanchas interpretará al ingenioso Don Alfonso en el Teatro Colón los días 3, 5, 10 y 12 de septiembre; y en diciembre hará parte del elenco del Barbero de Sevilla que se presentará en el MET de Nueva York. Sobre el escenario más importante de la ópera hoy, el colombiano será Don Bartolo, el tutor de la joven Rosina y uno de los personajes centrales de esa obra.

Tanto Gutiérrez como Lanchas demuestran que es cierto lo que suelen afirmar los amantes del género: la ópera es como una enfermedad incurable. Es una pasión maravillosa que exalta el alma y saca sonrisas a pesar de los inconmensurables dramas que narra sobre el escenario. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.