Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/16/1994 12:00:00 AM

LO QUE QUEDA DEL DIA

Con su excelente papel de mayordomo, Anthony Hopkins se proclama como uno de los mejores actores del momento.

DESPUES DE HAberlo visto en el papel de 'Cannibal' Lecter en El silencio d e los inocentes, cuesta trabajo observar a Anthony Hopkins entregado a la más completa sumisión en la película del director James Ivory, Lo que queda del día.
Hopkins interpreta a Mr. Steven, el impecable mayordomo de un diplomático inglés (James Fox), en cuya mansión tienen lugar trascendentales reuniones políticas justo antes de comenzar la Segunda Guerra Mundial. Steven será testigo mayor de los acontecimientos que allí se promueven, pero también de la lenta caída de su débil amo. Al lado de Hopkins está Emma Thompson, quien hace el papel de ama de llaves, una delicada mujer que intentará por todos los medios penetrar en la interioridad de un mayordomo que parece no ser sensible sino a su trabajo.
Lo importante no es la historia de los errores diplomáticos del dueño de casa, sino la forma como se va desarrollando la vida del rígido mayordomo dentro de las paredes de la mansión, y como asume sus responsabilidades en medio de la trágica suerte de su jefe y de la insistencia del ama de llaves por ganar su íntima confianza. Ivory, en comunión con su guionista de cabecera, Ruth Prawer Jhabvala, va hilvanando esta historia intimista con una estructura sólida del guión y un magistral trabajo de los personajes. Hopkins y Thompson (los mismos de Howard's End) manejan la tensión emotiva de la película con una propiedad irrefutable. Ella, tratando de romper la coraza de su compañero de trabajo. El, reflejando la frialdad y la precisión de las maneras inglesas, el exagerado respeto por su oficio en detrimento de su desarrollo personal.
Por la misma línea de Habitación con vista y Howard's End, James Ivory logra construir en Lo que queda del día una historia íntegra con complejas repercusiones humanas.

AL PICASSO
OLIVER STONE ya tiene confirmado a Al Pacino para que interprete al general Manuel Antonio Noriega en la película que el director de JFK tiene pensado realizar sobre la espectacular invasión de Estados Unidos a Panamá y la captura del hombre fuerte panameño.
Sin embargo, para un actor que se ha pasado la vida haciendo papeles oscuros en películas como Caracortada, Sérpico, El Padrino y Carlito's Way, Noriega puede ser sólo una caracterización más en su carrera.
Para muchos, el verdadero reto de Al Pacino correrá por cuenta del director James Ivory, quien lo ha puesto en la mira para que protagonice a nadie menos que Pablo Picasso en el proyecto que tiene en mente sobre los últimos años de quien es considerado el pintor más grande del siglo XX.
Pocos imaginan a Pacino de artista, pero de la mano de Ivory no sería raro que salga con una gran sorpresa. Steven Seagal se estrena como director con una campaña ecologista.


TERRENO SALVAJE
STEVEN SEAGAL se ha consagrado en los últimos años como el indiscutible sucesor de Sylvester Stallone. Dominador de toda clase de armas y experto en artes marciales, Seagal encarna al héroe recio que siempre termina utilizando la violencia en aras de la conservación del orden, porque no le queda otra salida.
Así lo confirma en Terreno salvaje, cinta que no sólo protagoniza sino en la que además se estrena como director y productor. Basado en la misma trama y los mismos elementos de cualquier película de acción sanguinaria -al mejor estilo de Rambo-, Seagal introduce en su película un marcado toque ecologista: se trata de luchar contra un magnate petrolero (Michael Caine) que, en virtud de la explotación inescrupulosa de crudo, amenaza con destruir el ecosistema de Alaska.
Aunque la idea de Seagal es explícita en crear conciencia sobre la preservación del medio ambiente, su falta de coherencia moral es absurda: en pocas palabras, los grandes industriales no entienden de razonamientos; en consecuencia, hay que eliminarlos a plomo. Semejante argumento no dignifica en nada su campaña y echa por el suelo su debut como director en una película que por sí sola no pasa de ser un aburrido enlatado.


EL NUEVO BOND
DEDE QUE Timothy Dalton renunció a su papel de James Bond por considerar que le impedía desarrollarse como actor, los productores de la famosa se ie cinematográfica están buscando un nuevo agente 007. Mientras Dalton se dedica a filmar la versión televisiva de la segunda parte de Lo que el viento se llevo, son muchas las hojas de vida que han llovido sobre el escritorio del productor del 007, Cubby Broccoli, con nombres de jóvenes talentos dispuestos a medírsele al papel del popular héroe. A pesar de que no se descarta la posibilidad de contratar a un actor desconocido, lo más probable es que a Dalton lo reemplace Pierce Brosnan, quien se dio a conocer por la serie de televisión Remington Steely apareció recientemente en la comedia de Chris Columbus Mrse Doubfire.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.