Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/22/2006 12:00:00 AM

Locas vacaciones sobre ruedas

Otra comedia en la que un padre agobiado por las obligaciones recupera, a la fuerza, el afecto de su familia.

Locas vacaciones sobre ruedas Los Munro, encabezados por un padre interpretado por Robin Williams, viajan a regañadientes en una casa rodante
Título original: R. V.
Año de estreno: 2006.
Dirección: Barry Sonnenfeld.
Actores: Robin Williams, Cheryl Hines, Joanna Levescue, Josh Hutcherson, Jeff Daniels, Kristin Chenoweth.

El Chevy Chase de los años 80 habría estado perfecto en el papel protagónico de Locas vacaciones sobre ruedas: sólo Chase, en los zapatos de ese papá medio idiota que interpretó en sus películas de aquella época, habría podido salvarnos de la obviedad, darle sentido a una trama tan predecible. Pero ojo: el talentoso Robin Williams, protagonista de este pequeño desastre en la etapa menos gritona de su carrera (una etapa que incluye, gracias a Dios, papeles serios como los de Insomnia o Retratos de una obsesión), esta vez no tiene la culpa de nada. El problema es un guión desanimado que se limita a repetir, uno por uno, los clichés de esas comedias en las que un padre agobiado recupera, a la fuerza, el afecto de su familia. Y la gran sorpresa es que el director, Barry Sonnenfeld, célebre por comedias de humor negro de la altura de Hombres de negro, El nombre del juego y La familia Adams, enfrenta con inesperada dulzura los peores hechos de la patética aventura que vive aquella familia, la familia Munro, a bordo de una aparatosa casa rodante.

Así uno llegue de buen ánimo al teatro, así espere una tontería de esas que sabemos que existen, quedará decepcionado. Tal vez en un par de años, cuando reemplace a la muy superior El regalo prometido, en aquel horario muerto de los lunes festivos, nos dé exactamente lo mismo que (teniendo en cuenta el talento de los involucrados) no sea tan buena como podría ser. Por lo pronto, en la tarea de determinar si vale la pena verla, lo mejor que podemos hacer es advertir la decepción que causan sus chistes fallidos.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com