Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/21/2009 12:00:00 AM

Los 15 años del ruido

Rock al Parque, el festival que ha marcado un hito en la ciudad, celebra su entrada a la adolescencia. Un tributo a las mejores bandas del festival y más de 150 bandas harán que esta versión sea inolvidable.

Rock al Parque no inventó el rock colombiano pero lo hizo masivo. Cuando en 1995 Berta Quintero fue encargada del Instituto Distrital de Cultura y Turismo, convocó al músico Mario Duarte y al empresario musical Julio Correal para plantearle al alcalde Antanas Mockus que hiciera un festival al aire libre en donde se presentaran grupos que ya habitaban la noche bogotana y bandas internacionales de nivel.

Lo que ocurrió de ahí en adelante fue la evolución de un fenómeno que había empezado décadas antes. No puede borrarse de un plumazo la ola del rock en español que, al decir de Eduardo Arias, miembro fundador de Hora Local, una de las bandas más promisorias e interesantes de los 80, tuvo sus picos altos en el Concierto de Conciertos de 1988, pero que se evaporó acaso producto de una indiscriminada comercialización y de la era del terror de finales de los 80 y comienzos de los 90, producto de la guerra de Pablo Escobar contra el Estado.

La era de Rock al Parque es, por decirlo de alguna manera, el resultado del trabajo de bandas populares de los años 80 como Hora Local, Pasaporte, Estados Alterados, Compañía Ilimitada, o La Pestilencia, entre otras; de bares en los tempranos 90 como La Casona, Barbarie, TVG, Vértigo, o BoliBar, en los cuales ya eran héroes grupos como Delia y los Aminoácidos o 1280 Almas, que tocaban allí con cierta regularidad. A mediados de los 90, además, aparecían géneros que después despegarían en Rock al Parque como el punk, con I.R.A. o Policarpa y sus viciosas; el ska, con Skartel, La Sonora Cienfuegos o La Severa Matacera; el hip hop, con grupos como La Etnia; el indie con Juanita Dientes Verdes o Bajo Tierra; el grunge con Catedral; el metal con Agony; y un sinnúmero de géneros que hoy, 15 años después, han demostrado lo que en principio parecía una utopía: que la extrema convivencia entre los diversos 'parches' y seguidores de estos géneros era posible.

Entre el 26 y 29 de mayo de 1995 se llevó a cabo el primer festival: 43 bandas se presentaron en tres escenarios (Parque Simón Bolívar, la Media Torta y el Parque Olaya) y unas 80.000 personas asistieron; era la primera vez, de una manera tan masiva, que los roqueros del norte, del sur y del occidente de Bogotá se encontraban entre un mismo público.

Desde entonces, todo no ha sido sino sumar, a pesar de que en las 15 ediciones que se han realizado desde entonces, el festival ha tenido puntos altos y bajos de asistencia; más de una vez ha estado en peligro de desaparecer; ha cambiado tres veces de fecha y cinco veces de eslogan, y la lluvia y uno que otro disturbio han entorpecido la logística. Pero Rock al Parque se mantiene en algo: en torno suyo se ha creado una cultura de rock urbano que deja claro que para los bogotanos la música no conoce clases sociales.

Rock al Parque se convirtió muy pronto en parte de la identidad bogotana. En 1998 la Instituto Distrital de Cultura y Turismo amenazó con acabar el festival con el argumento de que no era un evento prioritario para el desarrollo de la cultura en Bogotá, pero pronto cayeron en la cuenta de la magnitud de su error: miles de jóvenes protestaron y los medios pusieron el grito en el cielo. A regañadientes, el festival permaneció. Años después, sin embargo, la continuidad del festival volvió a estar en peligro. En 2004 Julio Correal, uno de los organizadores de la primera edición, pasó una propuesta de 1.500 millones de pesos para lo que esperaba fuera la edición más espectacular de Rock al Parque, que ese año cumplía 10 años. En el Instituto Distrital se encontró con una sorpresa: el presupuesto para ese año era de 350 millones de pesos y se planteó la posibilidad de pasar de tres escenarios a solo uno: la Media Torta. Al enterarse de las condiciones, Correal dijo que se retiraría e hizo presión en los medios, alertó sobre el peligro que se corría y, finalmente, el Instituto cedió. Con el eslogan 'Extrema Convivencia' Rock al Parque de 2004 se recuerda por tener una promoción en medios nunca antes vista, una gran muestra de invitados internacionales y por dejar claro su fuerza de movilizar a los bogotanos.

El punto de quiebre del festival, sin embargo, fue en 2005, el año en que Rock al Parque dejaría de una vez por todas de ser 'Rosca al parque', como algunos de sus críticos empezaron a llamarlo a finales de los 90. Con la entrada de Daniel Casas, desde entonces el coordinador, y una reestructuración de la organización, cambiaron las reglas de juego. Se estableció que bandas que tocaban un año no podían repetir al siguiente, con lo que se garantizaba la rotación de grupos, mayor oportunidad para los emergentes y la ampliación de una escena. Por eso, "en los últimos cinco años se ha notado la aparición de nuevas bandas", dice Casas. "Si antes se hablaba de 'Rosca al Parque' era porque no se rotaban las bandas".

El cambio ha sido tan evidente que los mismos integrantes de las bandas lo han notado. Andrés Barragán, guitarrista de la banda de rock industrial Ultrágeno que se dio a conocer en las tarimas del Simón Bolívar en 1997 y en 2007, hizo un toque conmemorativo: "Se le ha dado mucha más transparencia al proceso de selección". Este año, por ejemplo, se verán cerca de 38 nuevas bandas de distintos géneros entre las que vale mencionar Antípoda (rock), la banda de metal Brand New Blood que hace honor a su nombre, Los Plankton (rockabilly), La Planta (rock pop) y Red O' Clock que, con apenas cuatro meses de haber sido conformada, tiene una propuesta clara que recuerda a The Strokes.

Este año Rock al Parque cumple 15 años. Y si algo queda de esa década y media de conciertos es su historia. Por eso, este año, fuera de las 52 bandas colombianas que se presentarán y las 16 internacionales, se hará un homenaje a ese pasado. Desde hace más de un mes Rodrigo Mancera, Alejandro Gomescáceres de Ciegosordomudos, Juan Carlos el 'Chato' Rivas, bajista de Distrito Especial y La Derecha, el baterista Juan Pablo Moreno de Los Félics, Andrés 'Glóbulo' Álvarez, teclista de El Bloque preparan un repertorio de las mejores y más representativas canciones que se hayan tocado en Rock al Parque.

El domingo 28 y el lunes 29 a las 5:30 de la tarde se oirán versiones de los grupos Juanita Dientes Verdes, Morfonia, Distrito Especial, Los Elefantes, Ají Baboso, y Catedral. Y para los que todavía dicen que el gran problema de Rock al Parque es no haber podido internacionalizar las bandas colombianas, a partir de este año, las bandas ganadoras se presentarán en los festivales de rock más importantes de Panamá, Ecuador y Venezuela. Un primer paso para internacionalizar el rock colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.