Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/12/1992 12:00:00 AM

LOS DUEÑOS DE LA NOCHE

LOS DUEÑOS DE LA NOCHE
El director Gus van Sant le muestra al mundo la otra cara de Norteamérica.
SI EN ALGO SE HA caracterizado el IX Festival de Cine de Bogotá que concluye esta semana, es en el esfuerzo de los organizadores en traer una variada muestra internacional de películas. Entre ellas sobresale, por su impacto temático y visual, la cinta que sirvió de apertura al festival y que incluso- se clasificó dentro de las cintas en competencia.
Se trata de My Own Private Idaho (titulada en español Los dueños de la noche), el polémico filme del director Gustav van Sant que acaparó las carátulas de las revistas especializadas el año pasado, luego de su estreno en Estados Unidos. Tal vez porque es uno de los pocos directores que se ha arriesgado a romper el esquema consumista y plástico que vende la industria cinematográfica norteamericana, y ha explorado la decadencia desde su propio núcleo.
Van Sant quien también es productor y guionista de la pelicula rastrea las destruídas vidas de dos jóvenes (River Phoenix y Keanu Reeves) con destinos diferentes, pero con un habitat común: la decadencia callejera como vehículo hacia mundos insospechados.
En la medida en que se desarrolla el filme y bajo el ojo fotográfico de Erick Alan Edwards y John Campbells, se van destapando -en forma paralelalas facetas ocultas de la doble moral en el seno de una sociedad resquebrajada, y las peripecias de un narcoléptico derrotado por su pasado. Un pasado que no le permitió madurar en la idea de forjar sus propios valores.
La crisis social y existencial trabajada por Van Sant, sobre esa otra cara del "sueño americano", supera la estructura temática explotada por el cine comercial que tiene sumido al cine estadounidense en el letargo creativo, al mismo tiempo que hace un llamado sobre el rescate del verdadero sentido del cine.

LA OTRA FONDA
YA NO NECESITA PRESENTARse como la hija de Peter, la sobrina de Jane o la nieta de Henry Fonda. Después de cinco papeles secundarios, la nueva estrella de la saga Fonda, Bridget, se ha convertido en una de las sensaciones de Hollywood por su papel en Single White Female, que se exhibe con éxito actualmente en Estados Unidos.
Su reciente estrellato y su fama de actriz sexy, la están cotizando a pasos acelerados. Se dice que de las muchas propuestas que ha recibido en las últimas semanas, Bridget está definitivamente inclinada por dos, que seguramente rodará en el 93: La Especialista, versión norteamericana de La Femme Nikita, y Bodies, rest and motion.
En 1985 apareció por primera vez en la pantalla grande, en Aria, encarnando a un personaje de pocas palabras y de poca ropa. Deespues ha participado en Shag, Scandal, Strapples y El Padrino III.

HOMENAJE A LA DIVA
CON SU primera película, El peñón de las ánimas, se hizo famosa en el mundo del espectáculo. Con su segunda, se convirtió para muchos en la mujer más bella del mundo.
Ahora, al cumplir 50 años de vida artística, la "Diva" del cine mejicano, María Félix, es objeto de un homenaje organizado por la Universidad Autónoma de México.
Durante la celebración se realizará un ciclo fílmico en donde se presentarán 18 de 47 cintas protagonizadas por la "Diva".
El evento comenzó el 4 de septiembre con la apertura de una exposición titulada "María Félix y sus pintores", en donde se muestran 26 cuadros de la actriz pintados por conocidos artistas como Diego Rivera.

UN EQUIPO MUY ESPECIAL
Un buen homenaje de Penny Marshall, al béisbol femenino.
CON DESPERTAres -su ópera prima como directora- deslumbró a Hollywood. Ahora, en su segunda película, Penny Marshall ha confirmado su talento.
En sus dos realizaciohes, Marshall se ha caracterizado por su meticuloso trabajo con los personajes; con la ayuda -por supuesto- de excelentes actores. En Despertares se valió de Robert De Niro. Y en Un equipo muy especial reclutó nada menos que de Tom Hanks.
Geena Davis, Lori Petty, Madonna y Jon Lovitz, quien a pesar de aparecer muy poco en pantalla, hace gala de sus virtudes artísticas con un personaje extravagante: un reclutador de mujeres beisbolistas fuera de lo común.
La película recoge ese trozo de la historia norteamericana enmarcada en la época de la Segunda Guerra Mundial, cuando a falta de hombres en la liga de béisbol profesional, se decidió fundar la primera Liga Profesional de Béisbol femenino.
En corto tiempo, las jugadoras de falda acapararon la atención del público, a tal punto que la liga sobrevivió, incluso, después de culminada la guerra.
La cinta de Marshall, exhibida durante el Festival de Cine de Bogotá, gracias a su humor fino, a su sencillez y a su buen trabajo escenográfico es, sin duda, una de las mejores comedias de esta temporada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.