Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/11/21 00:00

Los fantasmas de Scrooge

Los fantasmas de Scrooge

Título original: A Christmas Carol.
Año de estreno: 2009.
Género: Animada.
Guión y Dirección: Robert Zemeckis. Basado en el libro ‘Una historia de navidad’, de Charles Dickens.
Actores: Jim Carrey, Gary Oldman, Robin Wright-Penn, Bob Hoskins, Colin Firth, Cary Elwes. **1/2

El insuperable relato de Navidad de Charles Dickens no sólo ha sido filmado más de 30 veces desde 1908 hasta hoy (el tacaño Ebenezer Scrooge ha sido interpretado por gente tan talentosa como Alastair Sin, Michael Caine y Bill Murray), sino que le ha abierto paso a todo un género narrativo: el relato del hombre amargo que un buen día, por obra y gracia de la ficción, sufre un castigo mágico para enderezar su vida. Como un homenaje a una aventura tan duradera como un villancico, el cineasta Robert Zemeckis, atrapado en la animación por captura de movimiento desde cuando hizo El expreso polar (2004), autor, para no ir lejos, de la estupenda Volver al futuro (1985), entrega ahora esta versión de la historia de Dickens que resulta esplendorosa desde el punto de vista técnico, pero sin alma y sin gracia desde el punto de vista dramático.

Algo malo pasa con la animación por captura de movimiento. Por alguna razón, da a luz personajes robóticos cuyos ojos no reflejan nada semejante a la vida. Por algún motivo, quizá porque la parte técnica termina tragándose la humanidad del relato, Los fantasmas de Scrooge no es, como debería ser, una experiencia conmovedora. Da igual. De vez en cuando da risa. De vez en cuando hace pensar que su actor protagonista, el comediante Jim Carrey, ha hecho un trabajo tan bueno como el que hace siempre. De vez en cuando, si uno conoce de antemano su trama, revive la nostalgia que producen los días de Navidad. Pero de resto da igual. Se sale del teatro con la sensación de que ya vendrá otra versión emocionante.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.