Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/04/20 00:00

"Los personajes históricos también tienen su lado humano"

Enrique Serrano presentará su nuevo libro,' Tamerlán,' inspirado en Timur Leng , un feroz conquistador turco-mongol que nació en 1336.

SEMANA: ¿Cómo nació la novela?

ENRIQUE SERRANO: Nació en 1991 cuando viví unos meses en Francia. Allí sentí un interés por los mongoles y por lo que pasaba en Asia por esos años. Descubrí que Tamerlán era un personaje muy particular. Tuvo un imperio pero, al final, luchó por nada. La novela al comienzo se llamaba El imperio inútil. La fui madurando lentamente y en los dos últimos años la escribí. Pensé en una estructura que resaltara los valores estéticos más que los narrativos. Un hombre mayor le habla a un joven de 15 años sobre la historia de ese hombre y de la importancia de llegar al poder.

SEMANA: La novela está escrita como un texto de la época. ¿Cómo hizo para conseguirlo?

E.S.: Leí alguna literatura de la época, como el libro El zafername y algunas biografías sobre Tamerlán, un hombre que retrasó en más de 50 años la caída de Constantinopla y que destruyó la Bagdad de Las mil y una noches. Su figura ha sido asociada a la de Genghis Khan por la crueldad ante sus enemigos. Traté de escribir con el tono de la época, reconstruí la historia de los turcos, me documenté durante años y disfruté mucho haciéndolo.

SEMANA: ¿Qué tanto de ficción y qué tanto de hechos verdaderos hay en esta novela?

E.S.: Los datos de sus hazañas son históricos, son reales. En algún momento, cuando hablo de leyendas, advierto que se trata de leyendas. Traté de ser lo más verosímil, lo más realista, pero la ficción está en la descripción de ese hombre, en lo que pensaba, en lo que sentía, en su versión de lo humano. La gente no se detiene a pensar que ese tipo de personajes también tuvieron su lado humano.

SEMANA: ¿En qué momento decidió que la historia sería novela y no cuento?

E.S.: Yo ya había escrito un cuento, en el que narraba la visita de un embajador español en esa época a Tamerlán y desde allí supe que la historia me seguiría apasionando. Seguí investigando y por eso supe que daba para una novela.

SEMANA: Usted siempre ha escrito cuentos, ¿cómo se sintió escribiendo una novela?

E.S.: Para ser la primera creo que me sentí satisfecho. Usé la estructura epistolar, que es una estructura tradicional, y eso permite leer el libro por separado. Escribí como se escribían las cartas en ese tiempo y traté de dividirlo por partes y, al final, quedó dividido en 52 cartas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.