Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1992/05/25 00:00

LOS REYES DEL MAMBO

Inmigrantes latinos a la conquista de Nueva York, en esta cinta que reúne a Celia Cruz y Tito Puente.

LOS REYES DEL MAMBO

COMIENZOS DE la década de los 50, el club más lujoso de los Estados Unidos era Cuba; y el mambo, el ritmo de moda en la opulenta Nueva York. Era la época en que los inmigrantes latinos se contaban por millares en tierras gringas en busca del sueño americano.
Parte de esta atmósfera es la que intenta recrear el director Arne Glimcher a través de su ópera prima: "Los reyes del mambo". Con un libreto simple como pretexto, Glimcher reunió a dos grandes de la música caribeña: Celia Cruz y Tito Puente, quienes actúan al lado de Antonio Banderas ("Matador", "Atame") y de Armand Assante.
A pesar de ser una historia ligera la que se plantea, en donde no están muy bien delineados los personajes ni sus intrigas, la cinta de Glimcher no deja de tener virtudes. Como la de un acertado decorado ambiental de los años 50. O como la de los primeros 10 minutos de película, en los cuales se hace sentir el mambo y el sabor de Tito Puente en todo su esplendor, en medio de una estupenda descripción del opulento y peligroso ambiente de un club nocturno neoyorquino.
Sin embargo, durante su desarrollo, la película pierde fuerza. Quizá porque la alegría musical con que se inicia la cinta va disminuyendo hasta desaparecer, opacada por una historia que no posee el suficiente peso para intrigar al espectador.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.