Viernes, 20 de enero de 2017

| 1996/11/18 00:00

LOS TRES PILARES

Una recopilación de obrasde Enrique Buenaventura, Santiago Garcíay Miguel Torres se constituye en un vigoroso testamento de la dramaturgia nacional.

LOS TRES PILARES

El año pasadoEl Teatro Experimental de Cali cumplió 40 años de actividades, mientras El Local llegaba a sus 25. Y en 1996 fue La Candelaria la que arribó a la tercera década de vida como grupo activo y creativo. Esta coyuntura es apropiada para echarle una mirada a los cimientos de lo que ha sido la ajetreada historia de la dramaturgia nacional. Para rendir un homenaje a estos tres grupos la revista Gestus de la Escuela Nacional de Arte Dramático ha publicado una excelente separata en la que se recogen tres obras claves de esa historia:Tirano Banderas de Enrique Buenaventura (1967), El diálogo del Rebusque de Santiago García (1979) y La Siempreviva de Miguel Torres (1994). La importancia de esta recopilación salta a la vista en un país cuya industria editorial se ha preocupado muy poco por difundir las creaciones dramáticas locales. Como pocas veces aquí están reunidos tres testimonios que hablan de una evolución del teatro nacional, de una lectura crítica de los acontecimientos históricos y de una intensa búsqueda de lenguajes a través de los años. El retrato de las continuidades de los vicios políticos en la rica expresión de Buenaventura, la parodia realizada finamente por Santiago García de El Buscón de Quevedo para hablar de ese rasgo de la idiosincrasia colombiana que es el rebusque, y la recreación honesta de la tragedia del Palacio de Justicia hecha por Miguel Torres no dejan duda sobre una sólida tradición dramatúrgica colombiana. A pesar de ello, la atomización del trabajo de los grupos, las dificultades económicas para la realización de los montajes y la falta de registros impresos vuelven etérea a veces una historia que, por el contrario, tiene grandes raíces y sólidos argumentos para hablar del hombre colombiano. Esta separata, por lo tanto, es un valioso aporte para mirar en un amplio contexto esos tres nombres que se erigen como la columna vertebral de la dramaturgia naciona.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.