Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/27/1986 12:00:00 AM

LUCY VUELVE A LA T.V.

A los 75 años, la actriz Lucille Ball regresa a la pantalla chica

Dos niños gritan alegremente porque la abuela ha regresado.
La puerta se abre y el público que se encuentra en el estudio, aplaude larga y calurosamente. Es el comienzo del primer episodio de la nueva serie de la televisión norteamericana "Vivir con Lucy", estrenada el sábado 20 de septiembre por la cadena ABC, y con la cual, la actriz Lucille Ball regresa, a los 75 años, a la pantalla chica, de la que estuvo alejada durante más de una década.

La idea de esta nueva serie es que la actriz, que en 1951 se convirtió en superestrella de la T.V. con la comedia "Yo amo a Lucy", y que reeditó esos éxitos en los años sesenta con "El show de Lucy" (transmitida durante muchos años en Colombia), protagonice ahora a "una abuela con un espíritu libre, con mucha suerte y que piensa que la vida es buena, independientemente de la edad que se tenga ".
Y a juzgar por las primeras reacciones medidas por la ABC después del estreno del nuevo show, Lucy, convertida en abuela, conquistará a la audiencia.

El argumento es sencillo: Lucy tiene una hija, Margo (Ann Dussenberry), una estudiante de leyes casada con Ted (Larry Anderson), madre de dos pequeños, que son los aliados de Lucy en toda clase de travesuras y líos, en los que los tres se meten cuando los padres, siempre ocupados, no están en casa. La serie invitará permanentemente a otros actores cómicos para alternar con Lucy. Uno de los primeros en gozar de este honor fue el joven John Ritter, conocido en Colombia por su trabajo en la serie cómica "Tres son compañía".

ENVEJECER NO ES DETERIORARSE
Pero este regreso de Lucy a las pantallas no ha sido fácil. Y menos para ella, que se ha visto obligada a una estricta disciplina de recuperación de su físico, con el fin de que ninguna de las piruetas con las que acostumbró a la audiencia años atrás, sea un imposible en la nueva serie.

Russell Burd y su esposa Kim, dos instructores de gimnasia muy cotizados, han conformado con un grupo de médicos y especialistas, el equipo encargado de entrenar a Lucy. Las sesiones duran 90 minutos diarios e incluyen 5 millas de bicicleta y ejercicios de levantamiento de pesas, en lo que los entrenadores han llamado "el plan maestro del cuerpo de Lucy".
La actriz, que mide un metro con 80 centímetros, deberá reducir sensiblemente su peso y recuperar el tono muscular y la figura atlética. Lucy ha decidido afrontar el reto con bastante humor: "Como es obvio, yo no puedo ver todavía mis músculos, pues los expertos dicen que están escondidos bajo la grasa y que sólo se podrán ver dentro de un mes. Otros músculos se verán en 6 ó 7 meses y, como yo he esperado toda la vida para verlos, no me parece que el plazo sea demasiado largo".

Lucille Ball, nacida en 1911 en Jamestown, Nueva York, inició su carrera como corista en 1926 y 6 años después viajó a Hollywood, ciudad en la que filmaría más de 75 películas a lo largo de su carrera en la pantalla grande. En 1940 se casó con el percusionista cubano Desi Arnaz, con quien en los años cincuenta montó el show "Yo quiero a Lucy", que se impuso durante más de 6 años. El matrimonio, uno de los más constantes de Hollywood, se desbarató finalmente en 1960, y Arnaz le vendió a Lucy su parte en el negocio por 3 millones de dólares. En 1962, Lucy inició un nuevo espectáculo en la T.V., "El show de Lucy", que fue exportado a varios países del mundo, donde, al igual que en Estados Unidos, logró excelentes niveles de audiencia, incluso después de que se dejara de filmar en 1974.

El intento de revivir esos blasones con el nuevo show, ha despertado, sin embargo, algunas divergencias entre los directivos de ABC. A pesar de que hoy en día algunas viejas series de televisión han regresado con gran éxito a la programación, hay quienes dudan que el humor de Lucy, que ellos consideran demasiado "zanahorio" para la época, pueda conquistar al público. Guardadas todas las proporciones, es algo similar a los varios intentos de regresar, de la serie colombiana "Yo y tú", que han fracasado sistemáticamente. Pero sea como sea, la única que no pierde la fe es la propia Lucy, dispuesta a recuperar los aplausos del público y de la crítica, ahora que se encuentra al final de su carrera y de su vida. --
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.