Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/08/15 22:00

Lugares oscuros

En esta película de suspenso, Charlize Theron interpreta a una mujer que investiga a regañadientes un brutal crimen que la dejó huérfana a los 7 años. **

Luego de interpretar a una guerrera en ‘Mad Max’, Charlize Theron regresa como una ruda investigadora.

Título original: Dark Places
País: Estados Unidos
Año: 2015
Director: Gilles Paquet-Brenner
Guion: Gilles Paquet-Brenner basado en la novela de Gillian Flynn
Actores: Charlize Theron, Nicholas Hoult y Christina Hendricks
Duración: 113 min


Charlize Theron anda buena parte de esta película con una cachucha gris tapándole los ojos. Eso, junto a un caminar rápido y un hablar abrupto y salpicado de groserías, da a entender que su personaje es rudo y atravesado. “Llevo la maldad adentro de mí”, dice. Pero en este thriller superficial esa maldad se reduce a eso: cachucha sobre los ojos, andar veloz, lenguaje soez. Se trata de una maldad más nominal que real, los pómulos perfectos de la actriz y su seriedad excesiva transmiten más esfuerzo que otra cosa.

Basada en una novela de la autora Gillian Flynn, que se ha especializado en tramas escabrosas, melodramáticas y prolongadas que se nutren de fenómenos actuales, este ejercicio palidece frente a Perdida, la otra adaptación de sus novelas, que David Fincher transformó en una elegante y negrísima comedia acerca de las dinámicas de género contemporáneas.

Narrativamente, hay algunas similitudes con Perdida. En ambas, la historia se divide y muestra distintos ángulos de lo que sucede mientras los espectadores van revaluando a cuentagotas lo que parecía cierto en un comienzo, pero la elegancia formal de la película de Fincher está completamente ausente.

El elemento de actualidad es que Libby Day (Theron) es una especie de celebridad mediática venida a menos: una niña que sobrevivió al asesinato de su familia por parte de su hermano y que, gracias a las donaciones que generó su infortunio entre extraños, pudo vivir sin trabajar hasta los 30 y tantos años.

La película comienza con una reunión en un restaurante mal iluminado —la fotografía se toma muy a pecho la oscuridad de su título— donde su abogado le comunica que el dinero de las donaciones está a punto de agotarse.

Acá hay el germen de una buena historia: la niña enternecedora y famosa que crece para ser una especie de monstruosidad, como tantas estrellas infantiles de Estados Unidos que en la adultez se convierten en figuras perturbadoras, reconocibles pero extrañas, con dificultades para aterrizar en el mundo cotidiano de los no famosos. Pero esos pómulos y esa seriedad de Theron no permiten que esta idea se desarrolle.

Formalmente, Lugares oscuros está hecho con la falta de imaginación de un programa de televisión que sigue pesada y rutinariamente a los investigadores de turno entre cortes de comerciales. En este caso, las pesquisas comienzan por las dificultades económicas de Libby, que la hacen aceptar la propuesta de un grupo de aficionados a crímenes de la vida real para que revise esa noche fatal.

A partir de ese punto, la película alterna entre el presente de las investigaciones de Libby y flashbacks de la vida pasada, donde la vida familiar y en particular la figura materna (interpretada por Christina Hendricks, famosa por Mad Men) aparecen como caricaturas. El pasado se vuelve, entonces, un eco del presente donde el desenlace de la historia de una madre abrumada por tres hijos y un padre ausente o abusivo no puede ser más que un presente de andar tapándose los ojos con una cachucha.

Cartelera
**** Excelente  ***½ Muy buena   *** Buena   **½ Aceptable  ** Regular  * Mala

La dama de oro **1/2

La heredera de cuadros invaluables expropiados por los nazis demanda a un museo vienés para que los devuelva. Basada en un hecho real.

Los cuatro fantásticos **
Esta película de superhéroes no parece más que una larga introducción para los próximos episodios.

Antes del fuego **1/2
Un periodista descubre indicios de una confabulación nebulosa durante los días previos a la toma del Palacio de Justicia en 1985.

Tómalo con calma **
Un guionista que no conoce el amor recibe el encargo de escribir una comedia romántica en esta película ligera y previsible.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.