Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/11/2010 12:00:00 AM

Machete

Robert Rodríguez pone en escena las aventuras de un vengador mexicano que le vino a la cabeza mientras filmaba 'El mariachi'.

Título original: Machete.
Año de estreno: 2010.
Género: Drama.
Guión y Dirección: Robert Rodríguez.
Actores: Danny Trejo, Robert De Niro, Jessica Alba, Michelle Rodríguez, Steven Seagal, Jeff Fahey, Cheech Marin, Don Johnson, Lindsay Lohan.

Robert Rodríguez hace cine sobre el cine. Sus películas no tratan de representar los pequeños dramas de la vida ni buscan poner en escena los grandes hechos de una sociedad: tratan de recrear otras películas. La trilogía de El mariachi, que lo convirtió en un referente para los cinéfilos de la línea dura, jugaba con las convenciones del “espagueti western”. La saga de Del crepúsculo al amanecer, primer paso de su sociedad artística con Quentin Tarantino, les proponía a los amantes del terror que se rieran de sí mismos. La serie de aventuras Spy Kids, que demostró que los latinos podían tanto apropiarse como transformar los géneros más gringos, entendió que los niños metidos a grandes son los protagonistas de las más exitosas producciones infantiles.

En fin. Robert Rodríguez es un parodiador. Y así hay que acercarse a sus trabajos.
 
Machete ha estado presente desde el principio en su filmografía. El protagonista se le ocurrió en 1993, mientras filmaba Desperado, tan pronto tuvo en frente al actor Danny Trejo: “Pensé, apenas lo vi, que tenía que ser el Charles Bronson mexicano”. Escribió un primer guión fallido, por esa época, con ese personaje principal en mente. Dio vueltas, durante años, a la historia de ese héroe “que hace trabajos peligrosos para la CIA por un dinero mínimo que a él le parece un montón”. Le creó un falso corto promocional que sirve de intermedio a esa parodia de la acción de serie B de los 70, Grindhouse, que se inventó con Tarantino hace tres años. Pero solo en 2009 puso manos a la obra. Desde el comienzo tuvo claro que parodiaría el cine de explotación que tanto le divierte: con su violencia ridícula, con sus mujeres voluptuosas con escotes a punto de estallar, con sus héroes de pocas palabras que guardan una pena en el corazón que a la larga a nadie le importa. Siempre supo que, de paso, podría poner en evidencia la peligrosa hipocresía con la que Estados Unidos conduce su política de inmigración.

Y sí, eso es Machete. La disfrutarán quienes no se la tomen tan a pecho, quienes comprendan que su reguero de sangre y de tripas es tan tonto y tan de mentiras como el que sucede en los juegos de video, quienes alcancen a captar sus pequeños guiños a las amarillentas producciones de acción de bajo presupuesto. Será un placer, también, para los cinéfilos que reconozcan a los estupendos actores que hacen parte de su elenco. Y les llamará la atención, sin duda alguna, a aquellos que no soportan la forma en que el primer mundo explota a los desplazados del tercero sin comprometerse con ellos. Pero, como poco reparará en los dramas de sus personajes, como se tomará tan poco en serio sus escenas violentas, como, a diferencia de lo que hace Tarantino, al final se quedará en la mera parodia, tanto para los unos como para los otros será un entretenimiento que se autodestruirá unos segundos después de su final.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.