Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/9/1988 12:00:00 AM

MADRID SE GANO EL GORDO

Gracias a los buenos oficios de una reina de belleza, Madrid contará con la pinacoteca más grande del mundo

MADRID SE GANO EL GORDO MADRID SE GANO EL GORDO
Madrid acaba de ganar la gran rifa del arte. Luego de dos años de suspenso en los que el barón suizo Hans Heinrich Thyssen Bornemisza estudió propuestas de todas las capitales del mundo del arte la capital española fue escogida para albergar la pinacoteca privada más grande del mundo: la Thyssen-Bornemisza.
A partir de 1986, cuando el barón expresó su deseo de encontrar una fórmula que permitiera "mantener unida la colección en donde pueda ser exhibida con las debidas garantías y condiciones, como vínculo de unión de pueblos y culturas y como colección viva al servicio pedagógico del público internacional o itinerante", muchas ambiciones se despertaron. Ante la perspectiva de poder contar con la colección privada más grande del mundo --algunos afirman que la de la reina de Inglaterra es mayor, pero no es tan privada como se quisiera y las posibilidades de movilización de sus cuadros son relativas-- las propuestas no se hicieron esperar. Las ciudades alemanas de Bonn y Stuttgart adelantaron las primeras conversaciones para albergar los 1.400 lienzos que componen la colección. Suiza, donde actualmente se encuentra la sede de las obras, no quiso perder el privilegio y ofreció, entre otras cosas ampliar la residencia del barón, "Villa Favorita" en Lugano, que en la actualidad sólo puede mostrar 300 de las obras, para darle cabida a todo el conjunto. Los alemanes propusieron comprar una parte y recibir el resto en depósito, para lo cual se comprometían a construir nuevas instalaciones para exponerla. Pero la propuesta más impresionante fue de la Fundación Paul Getty, que ofreció desembolsar una gruesa suma de dinero para quedarse con toda la Thyssen-Bornemisza, avaluada en cerca de 600 mil millones de pesos.
A pesar de todo lo anterior, finalmente ganó el corazón. Si bien es cierto que el barón no ocultaba sus simpatías hacia España, estas crecieron luego de su matrimonio con Carmen Cervera, una rubia de 45 años, Miss España 1961. Los buenos oficios de la señora Cervera fueron definitivos para la decisión final. Aunque el barón se dedicó en los últimos dos años a estudiar a fondo todas las propuestas y a visitar personalmente los sitios ofrecidos para servir de sede a la colección, Carmen, con la ayuda de Luis Gómez-Acebo --duque de Badajoz y abogado del barón--, se dedicó a exaltar las bondades de la causa española: su tradición cultural, su industria turística y la posibilidad de sacar la exposición a otras partes del mundo. A nivel gubernamental, el rey Juan Carlos y el jefe de gobierno, Felipe González, adelantaron conversaciones con los representantes de Thyssen y abonaron el terreno para el triunfo español.
Por su parte, el barón, una vez estudiadas las diferentes opciones, dio un giro en sus intenciones, y desechó la posibilidad de una solución definitiva del asunto para buscar una temporal. Esta llegó la semana pasada, cuando el duque de Badajoz le entregó al ministro español de Cultura, Javier Solana, una carta de Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza en la que le expresaba su deseo de ceder en depósito su colección al Palacio de Villahermosa, en Madrid, por un período no inferior a 10 años.
Este hecho convierte a Madrid en la ciudad más importante del mundo de arte. El Palacio de Villahermosa, ubicado en la Plaza de Neptuno, se convertirá en uno de los ejes culturales más importantes del mundo: Museo del Prado, Casón del Buen Retiro y Centro Reina Sofía, que también rodean la plaza. La riqueza de la colección del barón viene a llenar un vacío existente en el Prado pues, pese a tener una gran riqueza en obras de arte de primera categoría, adolece de fallas en cuanto a obras que ilustren la trayectoria de artistas, escuelas y períodos amplios de la historia del arte. La colección del Prado también se verá complementada con 300 lienzos de calidad excelsa, que incluyen, entre otros, obras de Cerutti, Rubens, Murillo, Zurbarán, Della Francesca, Carpaccio, Caravaggio, Durero, Kandinsky, Picasso, Gris, Dalí, Bacon y Giacometti.
Por el momento, sólo falta llenar algunos requisitos, firmar algunos papeles y hacerle algunas remodelaciones al palacio, para que Madrid pueda albergar más obras de arte de las que pudo mostrar en cualquier otro momento de su historia.--

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com