Jueves, 19 de enero de 2017

| 2001/07/30 00:00

Y tu mamá también

Un divertido viaje les demostrará a dos jóvenes amigos que no saben nada de ellos mismos.

Y tu mamá también

Direccion: Alfonso Cuaron.
Actores: Maribel Verdu, Gael Garcia Bernal, Diego Luna, Diana Bracho, Emilio Echevarria, Ana Lopez Mercado.

Y tu mamá también fuera una película gringa, estaríamos diciendo que es una tontería. Que no tiene personajes sino seres abstractos. No descubriríamos, en sus escenas cuidadosamente sinceras, encuadres revolucionarios y teorías de fondo. Nos reiríamos y ya. O bueno: seguiríamos añorando “un acercamiento compasivo al vía crucis de la adolescencia”. Pero no, no ha sido filmada en Estados Unidos. Fue hecha en México y eso le garantiza nuestra atención y un par de estrellas de regalo.

Tenoch Iturbide, el hijo consentido de un político con malos hábitos y pasado oscuro, y Julio Zapata, un confundido joven de clase media, son, a pesar de las marcadas diferencias sociales, los dos mejores amigos. Están de vacaciones y quieren vivir un poco antes de volverse adultos. Quieren emborracharse y acostarse con todas las mujeres que les pasen por el frente. Y entonces, en la mitad de una fiesta de matrimonio, conocen a Luisa Cortés.

Luisa, la sometida esposa de un escritor mimado y petulante, es una española mucho mayor que ellos. Los dos amigos, enloquecidos por la belleza de aquella mujer, tratan de conquistarla y la invitan a viajar a una playa desierta, la Boca del Cielo, que se inventan mientras le hablan. Un par de días después, cuando casi no quedan rastros de la celebración, ella los llama. Su esposo le ha sido infiel y no quiere verlo nunca más. Está lista para viajar con ellos a esa playa, a ese paraíso intacto, libre de turistas, que le prometieron en la fiesta.

Tenoch y Julio no pueden creerlo: esta es la oportunidad de sus vidas. Pedirán prestada a Betsabé, el Dodge LeBaron de la hermana de Julio, inventarán una ruta a la playa inexistente y recogerán a Luisa para emprender un viaje que los enfrentará a todos, finalmente, con su propia identidad. Si es que tienen una.

Y tu mamá también es una película divertida, irreverente, bien filmada. Alfonso Cuarón, su director, que se dio a conocer en Latinoamérica con Sólo con tu pareja, y en el resto del mundo con La princesita y Grandes esperanzas, vuelve a su país dispuesto a encontrar su esencia y a contar una historia plagada de escenas que molestarán a las mamás, escandalizarán a quienes no hayan salido de la casa en los últimos 10 años y producirán la peor de las envidias a los realizadores de Porky’s y American Pie.

Al final, cuando la travesía llegue a su sorprendente resolución —y en este caso ‘sorprendente’ no es necesariamente un buen calificativo—, y una Luisa transformada porque sí en una aparatosa trabajadora sexual dance una balada de bus ¿qué es eso?: ¿Los Bukis?—, descubriremos que, aunque nos hemos reído y hemos experimentado momentos conmovedores que nos han llevado a entender mejor el tejido social y la tragedia de México, en realidad poco, muy poco sabemos de aquellos personajes, y poco, muy poco nos importan.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.