Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1992/12/21 00:00

Mamagallista o chistoso?

Mamagallista o chistoso?

UNA COSA ES EL chistoso y otra el mamagallista. El primero es un a mateur que se viste de humorista ocasionalmente, siempre se ríe de los demás pero nunca de sí mismo y su gracia consiste en tener las antenas puestas para apropiarse de a puntes y luego echarlos a sus amigos en las fiestas. El mamagallista asume el humor como una actitud ante la vida, suele estar él mismo entre sus víctimas, no anda a la caza de apuntes sino que los crea al paso y estos siempre encierran una crítica.
Pues bien: de acuerdo con la clasificación anterior Daniel Samper es un mamagallista,como Quino o Woody Allen o García Márquez. Y ello tiene su merito en un país tan solemne y tan conservador como el nuestro, porque el humor del mamagallista es irreverente. se burla de lo establecido, corroe y desmitifica. Y tal vez por eso mismo esa clase de humorismo estan exótico en Colombia, donde, en cambio, abunda el chistoso con sus calambures ingeniosos y sus apuntes de ocasión.
El caso es que Samper ha decidido ser un escritor de humor y, según lo ha confesado, es esta la única actividad creativa que le interesa. Y como para que no se dude de ello, desde hace años vuelca su buen humor en la televisión y en las páginas de varias revistas. Y puntualmente, cada dos años, entrega un volumen que recoge una selección de esos escritos. El último acaba de aparecer en las librerías. El lector constata una vez más la habilidad de Samper para hacer retratos de gentes, su capacidad para captar situaciones cómicas y grotescas de nuestra sociedad, en especial de la clase media. En este sentido es un costumbrista que muestra con una crítica socarrona la vida de familia, sus costumbres, sus conflictos. Es una sátira amable y divertida que va más allá de la simple caricatura, para revelar comportamientos sociales y las raíces que los condicionan.
Aficionado a buscarle la quinta pata al gato, Samper trabaja también para proporcionar facetas curiosas de la cultura, dando puntos de vista diferentes a los tradicionales y académicos. Dentro de ese empeño puede, por ejemplo, gastarse seis meses leyendo a Proust para escribir una crónica que revele cuántas veces se suena madame de Guermantes. Ese es el humor de Samper que se encuentra en las 80 crónicas de No es por que sea mi hijo, ilustradas con mucho humor también por Javier Covo.
Un buen amigo
EL LIBRO DE CABECERA DE esa generación que hoy está entre los 50 y 60 años fue La tumba sin sosiego, del escritor inglés Cyril Connolly. Connolly, además de pensador y de crítico literario, fue novelista de una sola novela: En el fondo del estanque. Dejó, sin embargo, otra sin terminar, que acaba de publicarse gracias a la "inspiración," del amigo del escritor, Peter Levi.
La historia es curiosa: Levi decidió terminar la novela Ampara esos laureles que Connolly dejó inconclusa y, por tanto, inédita. Puso punto final agregando un capítulo, basado en cuadernos de notas que encontró y en las confidencias que sobre el desenlace le hizo al oído el autor. La crítica europea opina que el resultado de este curioso experimento es aceptable, pero que entre Levi y Connolly hay un gran trecho.
Novedades
MUSICA CARIBEÑA
ROCIO CARDENAS UNIVERSIDAD DEL VALLE, CALI, 1992
ESTA investigación se refiere a la música caribeña en tres países: Puerto Rico, Cuba y Colombia, a partir de dos fenómenos: el mestizaje afrohispánico y la influencia de la contra danza europea en América. El propósito del estudio es demostrar mediante el análisis semiológico de referentes, que los géneros musicales del Caribe contienen elementos comunes en los aspectos rítmico, melódico y armónico. Bajo el presupuesto anterior, la autora aborda la danza y la guaracha puertorriqueñas; el son, el bolero y la guajíra cubanos, y el vallenato y la salsa colombianos.
Rocío Cardenas es musicóloga, vinculada como profesora a la Universidad del Valle, compositora de obras infantiles y ha publicado con anterioridad tres libros relacionados con el tema de la música.
EL NARCOTRAFICO EN LA REGION ANDINA
JORGE MARIO EASTMAN Y RUBEN SANCHEZ, COMPILADORES PARLAMENTO ANDINO BOGOTA, 1992
DENTRO DE su política editorial de divulgar estudios, acuerdos y documentos relacionados con el desarrollo de los procesos de integración continental, este libro presenta a una visión desde distintos ángulos del problema del nareotráfico en los países andinos. Por una parte David Sáehez y Yolanda Marín se ocupan de aspectos generales de la política contra el narcotráfico en el campo internacional; Mauricio Reina analiza la economía del tráfico de drogas y Adolfo Salamanca la normatividad existente en la región. Trae además dos anexos importantes:
el texto de la Convención de Viena, cuya adhesión por parte de Colombia está en veremos, y las legislaciones vigentes en los países andinos para delitos de narcotráfico.
COLOMBIA INEDITA
SANTIAGO HARKER VILLEGAS EDITORES, TOKIO, 1992
COLOMBIA inédita es una serie de fotografías maravillosas, tomadas en diferentes lugares del país: Cartagena, Utría. Guapi, Charalá, Túquerres, Simijaca... Muestran paredes, campos, rostros, calles, cementerios, escaleras, es decir la vida cotidiana, vista por alguien que sabe captar la hermosura de lo intrascedente y también el instante en que las cosas y los seres revelan el modo de ser de un pueblo en un gesto, en un color, en un objeto.
El libro, que lleva un delicioso prólogo de Juan Carlos Botero, fue impreso Japón por la famosa compañía Toppan, lo cual dice todo sobre las características editoriales y, especialmente, sobre la calidad de la reproducción de las fotos, que es de una perfección difícil de igualar.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.