Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/10/17 22:00

El clan

El octavo largometraje de ficción de Pablo Trapero retrata estilizada y tensamente el caso de una familia criminal que dejó en evidencia la bancarrota moral que generó la dictadura militar. ***1/2

La película argentina ya superó los 2 millones de espectadores en su país.

País: Argentina
Año: 2015
Director: Pablo Trapero
Guion: Julián Loyola, Esteban Student y Pablo Trapero
Actores: Guillermo Francella, Peter Lanzani y Stefanía Koessl
Duración: 110 min


Con el tiempo, el director argentino Pablo Trapero se ha vuelto un maestro de los planos secuencia, esas tomas largas y complejas en las que un personaje recorre varios espacios delante o atrás de la cámara revelando su entorno.

En ocasiones estos planos son apenas una muestra de destreza técnica sin grandes resonancias temáticas o emocionales, notorias como lo puede ser un tipo que balancee una cuchara en su nariz.

Pero en El clan esta maestría técnica sirve para transmitir el horror central de la película: cómo pudieron convivir en un caso de la vida real los crímenes más abyectos con las rutinas de una familia funcional y afectuosa.

El plano comienza en la cocina, donde la madre está trinchando un pollo y sirviendo un pedazo en un plato. El padre, afectuosamente, le pide que sirva un poco más, no quieren que el huésped se muera de hambre. Luego sube las escaleras, regaña a un hijo que ve televisión, le advierte a una hija que oye música con audífonos que la comida ya va a estar y termina entrando a un baño donde hay un hombre con el rostro cubierto encadenado a un tubo. ‘El huésped’ es un secuestrado que tirita de miedo.

Con ese plano largo y fluido El clan deja en evidencia que las rutinas familiares más anodinas pueden esconder maldades desmesuradas. Viene acá a la mente la expresión que Hannah Arendt acuñó —la ‘banalidad del mal’— para hablar de estas criaturas que cometen actos horrendos sin ser villanos extraordinarios, perpetrando sus crímenes gracias a la inconsciencia propia y de quienes los rodean.

Esta dura reflexión sobre el pasado reciente de Argentina, donde el todo vale de la dictadura abrió la puerta para atrocidades cotidianas como la cometida por la familia Puccio en su casa en un barrio de clase media alta de Buenos Aires, resuena especialmente en nuestro presente.

La película de Trapero se concentra en las dinámicas familiares sin explorar en detalle las motivaciones detrás de la empresa delictiva dedicada a secuestrar gente adinerada. Pero lo iluminador de la película es mostrar que, una vez borrados los límites entre lo permisible y lo impensable —como sucedió con la dictadura argentina entre 1976 y 1983—, este tipo de crueldades ya no resultan inimaginables

El clan navega diestramente la relación entre Arquímedes (Guillermo Francella) con su hijo Alejandro (Peter Lanzani), un jugador de rugby adorado por sus compañeros, que de vez en cuando colabora en sus planes macabros.

Arquímedes, con una intensidad tenebrosa, presiona a Alejandro y al resto de su familia para que colaboren con sus oscuras actividades, ya sea activa o pasivamente: haciendo de cuenta que no oyen los gritos que oyen, que no ven la gente que ven, que no piensan los pensamientos que piensan.

Es a este nivel donde la película de Trapero resuena más aterradoramente, mostrando que el sesgo de confirmación (la tendencia a usar la evidencia que tenemos al frente para reafirmar nuestras creencias) puede hacernos cómplices de un horror que no tiene nombre.

Cartelera

**** Excelente  ***½ Muy buena   *** Buena   **½ Aceptable  ** Regular  * Mala


Güeros ****
En esta película refrescante y vital, Ciudad de México aparece como un lugar extraño que va de lo real a lo fantástico.

Está detrás de ti ***1/2
Inclasificable película de terror ambiental acerca de una presencia amenazante que asume distintas formas.

Amor en forma ***1/2
Comedia romántica sensible e inteligente con la que el director independiente Andrew Bujalski pasa a las películas de gran presupuesto.

El cuarto azul ***
Drama francés donde un hombre encarcelado recuenta ante un juez la historia de su relación clandestina con una mujer.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.