Sábado, 21 de enero de 2017

| 2007/03/31 00:00

María Antonieta

Que nadie se pierda el poema que Sofía Coppola le ha escrito a una mujer atrapada entre los otros.

María Antonieta

Titulo original: Marie Antoinette.

Año de estreno: 2006.

Dirección: Sofía Coppola.

Actores: Kirsten Dunst, Jason Schwartzman, Judy Davis, Rip Torn, Rose Byrne, Asia Argento, Steve Coogan.

Quizá lo que sucede es que María Antonieta es la autobiografía -disfrazada- de la cineasta estadounidense Sofía Coppola. Si uno revisa la primera contribución cinematográfica de la autora, ese tembloroso guión que escribió a los 16 años para el mediometraje La vida sin Zoe (1989), la "historia de Nueva York" de su padre, Francis Ford Coppola, verá también el relato de una niña consentida atrapada en un mundo de adultos que no están del todo presentes. Y si uno piensa en los dos primeros largometrajes de la directora, si piensa en las hermanas malogradas de Las vírgenes suicidas y en la joven extraviada de Perdidos en Tokio, descubrirá que la sorprendente María Antonieta no es más que otro conmovedor retrato de una mujer que hace lo que puede para ser la persona que es (la niña triste que es: qué soledad viven las mujeres de Sofía Coppola) bajo la pesada mirada de la sociedad que le ha tocado en suerte.

María Antonieta no es una película realista en estos tiempos de películas realistas. No es, tampoco, una obra para historiadores. Cuenta con brillantez los años de la archiduquesa de Austria en el palacio de Versalles (desde su matrimonio a los 14, en 1770, hasta los días en que el sublevado pueblo francés la convirtió en villana) como si se tratara de una simple historia de iniciación. Y puesto que no se trata de un documental sino de un personalísimo poema que una artista de hoy le ha compuesto a aquel personaje solitario, todo vale para narrarla: el rock de los 80, los pequeños detalles, los planos largos, las actuaciones sugerentes. Todo está en su sitio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.