Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/21/2016 12:00:00 AM

Marvel y DC Comics libran una épica batalla en el cine

Por ahora, el mundo de Hulk, Iron Man y el Capitán América le gana al de Batman, Superman y el Escuadrón Suicida.

Todo comenzó cuando Nick Fury, coordinador de la división Agents of S.H.I.E.L.D., le dijo a Iron Man que él no era el único superhéroe de este universo. Ese guiño, en esta película de 2008, fue el primer paso de lo que se conoce como el universo cinematográfico de Marvel: reunir en varias películas a todos los superhéroes y a los villanos que componen sus cómics.

Desde entonces, Marvel Studios, propiedad de Disney, reveló un plan a 20 años, con dos películas anuales, en el que presentaría a sus personajes y conectaría sus historias. Hulk, el hombre increíble (2008), Iron man 2 (2010), Thor (2011) y Capitán América, el primer vengador (2011) fueron los títulos que antecedieron la tan esperada primera reunión: Los Vengadores (2012).

Esta película logró ser la quinta más taquillera de la historia (1.519 millones de dólares recaudados) y consiguió el aplauso de la crítica, lo que condujo a que la productora Warner Bros., dueña de DC Comics, la otra gran casa editorial de historietas, decidiera en 2013 hacer lo mismo y juntar a Batman, Superman, La Mujer Maravilla, Flash, Acuaman y sus otros superhéroes.

Primero adaptó Superman: el hombre de acero (2013). Después realizó Batman vs. Superman, estrenada en marzo de este año, y ahora lanzó Escuadrón suicida, la historia de un equipo de villanos que el gobierno estadounidense convoca para realizar misiones de alto riesgo.

Hasta esta semana había recaudado más de 471 millones de dólares en el mundo. Cifra que no extraña: Warner llevaba un año promocionándola, el tráiler prometía y los fanáticos del Guasón querían ver si la interpretación de Jared Leto superaba a la del fallecido Heath

Ledger en El caballero de la noche, de 2008.

Sin embargo, críticos y espectadores la destrozaron, pues reprobaron su dirección, los villanos no colmaron sus expectativas y extrañaron más profundidad en las historias. Tan grave fue el asunto que Rotten Tomatoes, un famoso sitio web que califica películas, le dio un puntaje muy bajo (apenas un 27 por ciento de aceptación) y Peter Travers, el reconocido crítico de cine de la revista Rolling Stone, solo la calificó con una estrella. Y, como para rematar, la taquilla cayó un 67 por ciento en su segundo fin de semana.

Este estreno revivió el debate y la pregunta de por qué Marvel le gana la puja a DC Comics, que aún no logra el ideal: sumar a la vez el favor de la crítica y del público.

El principal argumento es que Marvel, ahora estudio de cine, tiene más experiencia. En 2008, luego de una crisis económica que casi la lleva a la bancarrota y que la obligó a vender personajes como el Hombre Araña y los X-Men a otras productoras, sus ejecutivos decidieron construir un mundo en el que estuvieran conectados todos sus personajes. Ya han hecho 13 películas y aunque tuvieron desaciertos –Hulk, el hombre increíble y Iron man 3 recibieron críticas bastante negativas- el tiempo les da la razón.

Han lanzado dos películas por año en desarrollo de un calendario hasta 2019 en el que especifican los títulos que estrenarán cada semestre. Los conocedores del tema ven en ello un ejercicio de planeación que les permite pensar bien las cosas y no improvisar, como hace su competencia. “DC está siendo reactiva, no propositiva”, le dice a SEMANA Luis Gantús, un mexicano experto en historietas. “Las películas de su universo extendido están atiborradas de personajes e historias poco profundas, porque es imposible hacer en una película lo que Marvel se demoró haciendo en ocho o nueve”, añade.

La forma como Marvel decidió configurar su universo cinematográfico es otro acierto. Primero produjo películas de cada uno de sus héroes y luego los reunió en Los Vengadores, una saga que ya va para su tercera entrega y que pronto sumaría nuevos personajes como los Guardianes de la Galaxia, el Hombre Hormiga, Doctor Extraño, Pantera Negra y el Hombre Araña, que vuelve después de pertenecer a Sony.

DC aplicó la fórmula inversa. Empezó haciendo una película sobre Superman y a los tres años regresó con Batman vs. Superman, un filme donde también aparecen la Mujer Maravilla, Flash y Acuaman. El resultado: personajes poco madurados. “Marvel presentó a los suyos desde sus orígenes, los desarrolló con calma, les dio tiempo para convertirse en íconos y, cuando estuvieron listos, los juntó. Lo contrario pasó con DC y por eso a la mayoría de gente no le gustó ‘Batman vs. Superman’”, afirma Iván Samudio, periodista de Radiónica aficionado a los cómics. Una de las mayores críticas que recibió esta película fue que la Mujer Maravilla no tuvo más de 16 líneas de parlamento.

La audiencia a la que le apunta cada marca es otra diferencia. Según André Didyme-Dome, profesor de semiología que lee cómics desde 1975, “Warner demostró con ‘Batman vs. Superman’ que su intención es llegarle a un público que ya sabe de cómics. Marvel, en cambio, busca ganar nuevas audiencias”.

Lo mismo parece hacer ocurrido con Escuadrón Suicida. Así lo ve Bernardo Rincón, profesor de narrativa gráfica en la Universidad Nacional: “Esta cinta está pensada para un público adulto lector de cómics. Y en ‘Batman vs. Superman’, el primero es un hombre de más de 50 años y el otro está deprimido. Eso no atrae a los niños”. Se esperaba que esta película recogiera 900 millones de dólares, pero cuatro meses después aún no lo logra.

Esta pelea ha revitalizado la industria: las adaptaciones de cómics al cine son un mercado multimillonario que invade las carteleras. Capitán América: guerra civil es la película más taquillera este año con 1.152 millones de dólares recaudados en el mundo y ya es la número 12 en la historia. De las diez cintas que más han facturado en lo que va de 2016 en Estados Unidos, cinco son adaptaciones de cómics. El negocio está en su mejor momento y quizá eso le ocasionó otro problema a las creaciones de DC: la presión de Warner hacia los directores por generar contenidos que vendan, antes que contar buenas historias.

David Ayer, director de Escuadrón Suicida, confesó que los ejecutivos de Warner suprimieron 22 escenas a última hora. Pero la mayor polémica se desató cuando Jared Leto irónicamente se preguntó en una entrevista si había alguna escena que no se hubiera cortado, pues había grabado tanto material en su papel del Guasón que con él podría hacerse una sola película.

Kevin Feige, presidente de producción de Marvel desde 2007, es quien cohesionó las historias a pesar de la variedad de directores. “Como Marvel ya está consolidada, el dinero entra porque entra y eso permite que Feige arriesgue, dé libertades”, dice Iván Samudio.

Batman vs. Superman prueba que Warner, al cohibir la libertad de los directores, arriesga el producto. En julio de este año, tres meses después de su estreno, salió a la venta una nueva versión con 30 minutos más: el cambio fue tal que días después las redes se llenaron de disculpas hacia Zack Snyder, el director, reconociendo que esta versión sí era buena. Juan Andrés Cabrera, presidente del Club de Fans de DC en Colombia, dice: “Por un tema comercial, redujeron la película y así le quitaron detalles cruciales como el porqué del odio entre Batman y Superman”.

A estas razones se suma otra desventaja para DC: Marvel hace un año extendió su universo a Netflix con series como Daredevil, Jessica Jones y Luke Cage, cuyas historias se entrelazan con las de sus películas. La coherencia entre ambos universos es, según la crítica, impresionante. La que no poseen Gotham, Arrow, Flash y Supergirl, las series de DC, que no tienen ningún vínculo con las películas, ni siquiera comparten los actores.

Mientras ambas casas se enfrentan al menos una vez al año para ver quién manda la parada y las taquillas revientan cada vez que lo hacen, habrá que esperar hasta 2019 para ver el más esperado de los duelos: La Liga de la Justicia II, que reunirá a todos los héroes de DC, versus Los Vengadores IV, que, como ya lo viene haciendo, suma a todos sus poderosos. Desde ya se calcula que será la pugna más taquillera de la historia del cine. n

Taquilla y crítica

Desde 2013, cuando comenzó la lucha de universos entre DC Comics y Marvel, estos son los principales números.

1. Los Vengadores: la era de Ultrón (Marvel-2015).

Recaudo: 1.405 millones de dólares.

Crítica (Filmaffinity): 6,4

2. Iron Man 3 (Marvel-2013).

Recaudo: 1.215 millones de dólares. Crítica: (Filmaffinity): 6,2

3. Capitán América: guerra civil (Marvel-2016).

Recaudo: 1.152 millones de dólares. Crítica: (Filmaffinity): 7

4. Batman vs. Superman: el origen de la justicia (DC-2016).

Recaudo: 872 millones de dólares. Crítica: 5,8

5. Guardianes de la Galaxia (Marvel-2014).

Recaudo: 773 millones de dólares. Crítica (Filmaffinity): 6,8

6. Capitán América: el soldado de invierno (Marvel-2014).

Recaudo: 714 millones de dólares. Crítica (Filmaffinity): 6,5

7. El hombre de acero (DC-2013).

Recaudo: 668 millones de dólares. Crítica (Filmaffinity): 5,9

8. Thor: el mundo oscuro (Marvel-2013).

Recaudo: 644 millones de dólares. Crítica (Filmaffinity): 5,8

9. Ant-man: el hombre hormiga (Marvel-2015).

Recaudo: 519 millones de dólares. Crítica (Filmaffinity): 6,3

10. Escuadrón Suicida (DC-2016).

Recaudo: 471 millones de dólares (hasta ahora). Crítica: (Filmaffinity): 5,4

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.