Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/15/1994 12:00:00 AM

MAXIMA VELOCIDAD

Por encima de los efectos especiales, la originalidad de la idea que desarrolla la película es excepcional.

EN MEDIO DE LA gran variedad de películas sobre terrorismo que han inundado la pantalla gigante, la del director holandés Jan de Bont, protagonizada por Keanu Reeves, Dennis Hopper y Sandra Bullock, sobresale por su sorprendente creatividad.
Por encima de los efectos especiales y de la incesante tensión que caracterizan al género de acción, lo que más llama la atención es la originalidad de la idea que le da vida a la película: la posibilidad de que una bomba haga explotar un bus de servicio público con pasajeros a bordo, si el vehículo disminuye su velocidad a menos de 80 kilómetros por hora. Esta premisa introduce al espectador en un intenso viaje en bus de cerca de dos horas, en el que se presentan cualquier cantidad de situaciones inverosímiles, en el acertado intento del director de jugar con el peligro de que aquel bus baje del límite mínimo y estalle en mil pedazos.
Así, el bus y el público se enfrentan a situaciones increíbles, como saltarse el tráfico por los andenes, tomar peligrosas contravías, ocasionar múltiples choques de vehículos y cosas de esa naturaleza, con el desesperado objetivo de no disminuir la velocidad en una ciudad congestionada de tráfico y con el agravante de un chofer herido por un balazo.
A pesar de que estas circunstancias resultan a todas luces inverosímiles, Máxima velocidad es ante todo una aventura que se beneficia por sí sola en el género de acción al carecer de cualquier pretensión moralista. Los personajes son buenos y malos como en las tiras cómicas y en ningún momento el director da muestras de querer profundizar en ellos; algo que en el género es considerado una virtud, pues más de una cinta que ha intentado unir acción y profundidad ha resultado un fracaso.
Aunque la originalidad de la idea y la brillante producción la hacen una película dinámica y entretenida, Máxima velocidad comete algunos excesos. Cuando se llega al final de la epopeya, el guionista decidió introducirle un segundo capítulo en el interior de un metro. Y a esas alturas, es probable que el público no aguante más velocidad. -

CUANDO UN HOMBRE AMA A UNA MUJER
La última película de Luis Mandoki es un drama de proporciones increíbles.
EL ALCOHOLISMO suele ser uno de las mayores causantes de divorcio en el mundo. Y como tal ha sido tema de múltiples producciones cinematográficas.
Sin embargo, en el caso del director Luis Mandoki, el problema ha quedado reducido a un drama descomunal que no pretende algo distinto de hacer conmover a la fuerza al espectador.
La película narra la historia de un matrimonio feliz que debe enfrentarse a la realidad del alcoholismo. Andy García hace el papel de un adorable marido, capaz de hacer cualquier cosa por lograr la estabilidad conyugal. Meg Ryan encarna a su esposa, quien por herencia y ambiente familiar ha recibido el hábito de consumir licor en exceso. La lucha de los dos por recuperar la normalidad desarrolla una trama que, más que aburrida, resulta acomodada en extremo, melodramática, caricaturesca y casi ridícula en el planteamiento de un problema que va más allá del romanticismo.
El excelente papel de Andy García salva en ocasiones la debilidad de esta cinta, falsa como una telenovela, de la cual es lógico que el público desconfíe, por su amaneramiento y por el drama descomunal y sin perspectivas que ofrece Mandoki. El único atractivo son los protagonistas, pero ellos solos no son suficientes para llevar la carga de ese exagerado y poco sustentado mercado de lágrimas.-

RUMOR DESCABELLADO
El Director Oliver Stone está obsesionado con la idea de llevar a la pantalla gigante la ópera Evita, que tanto éxito tuvo en el mundo hispano con la actuación de la cantante Paloma San Basilio.
El proyecto ya se está gestando y la protagonista ha sido escogida. Se trata de Michelle Pfeiffer, quien se ha convertido en una de las actrices más costosas y populares del cine contemporáneo. Lo curiosos no es la aceptación de la Pfeiffer, sino el rumor que ha hecho correr el cantante Julio Iglesias en el sentido de que el director de JFK le haya propuesto el papel de Perón. Semejante afirmación ha sido tomada con mucho esceptisismo por los especialistas,pero conociendo a Stone, no sería raro que el cantante español apareciera en una película suya.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.