Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2000/08/28 00:00

Máxima velocidad

Esta semana se estrena en Colombia ‘60 segundos’, una de las películas más taquilleras del año en Estados Unidos. SEMANA habló con Nicolas Cage, su protagonista.

Máxima velocidad

Nicolas Cage es uno de los actores más taquilleros de Hollywood. Su popularidad se disparó con su papel protagónico en la película Leaving Las Vegas, con el que obtuvo el Oscar como mejor actor principal. Se sabe que cambió su verdadero nombre, Nicholas Kim Coppola, para que el público no lo relacionara con su tío, Francis Ford Coppola. Estudió en el San Francisco’s American Conservatory Theater. Su participación en la película Birdy le abrió las puertas a grandes producciones. Recientemente participó en cintas taquilleras como Snake Eyes, dirigida por Brian de Palma; City or Angels, Face/off y Bringing Out the Dead. Se ha especulado mucho sobre la relación con su esposa, la actriz Patricia Arquette, pero al respecto prefiere no hablar.

En 60 segundos, su más reciente película, Cage interpreta a Randall ‘Memphis’ Raines, un legendario ladrón de carros capaz de eludir cualquier sistema de seguridad. Cuando estaba dispuesto a optar por una nueva vida su hermano menor lo inmiscuye con una peligrosa mafia y deberá robar 50 carros en una noche si quiere salvar a su hermano (Giovanni Ribisi). El filme es un remake del clásico Gone in sixty seconds, de 1974. Esta nueva versión es dirigida por Jerry Bruckheimer, el mismo de Mentes peligrosas.

SEMANA: ¿Le han robado el carro alguna vez?

Nicolas Cage: No. Afortunadamente los carros que a mí me gustan no están en la lista top de los ladrones. Los que más se roban son los Porsche o Land Cruiser, a mí me gustan cosas más exóticas.

SEMANA: Se rumora que usted colecciona carros. ¿Es cierto?

N.C: No necesariamente. Creo que tengo cinco carros. Pero en general tengo todo tipo de cosas. Me gusta coleccionar libros cómicos. Mi nuevo interés son los fósiles.

SEMANA: ¿Qué es lo que más recordará de su personaje en ‘60 segundos’?

N.C: Disfruté al ir a 90 millas por Main Street sabiendo que nadie me iba a detener. Me gusta manejar rápido y hacerlo legalmente era una buena excusa. Me gusta hacer filmes en los que puedo expresarme a mí mismo de alguna manera. Los carros son una expresión sincera porque han sido mi pasión por muchos años. Me fue fácil escribir ciertas escenas en las cuales podía expresar la seducción que tengo por los automóviles.

SEMANA: ¿De todos los carros que robó con cuál se quedaría?

N.C: Tengo un viejo Jaguar tipo B que me gusta manejar y que no cambiaría por nada.

SEMANA: ¿En la vida real conduce como lo hizo en la película?

N.C: Hay un lugar llamado Lewis Springs, como a hora y media de Los Angeles, donde trato de ir a menudo, y allí lo puedo hacer sin violar la ley. Mi sueño es competir en una carrera real pero me gustaría practicar más si alguna vez lo hago.

SEMANA: ¿Cree que hubiera alcanzado el éxito que tiene con el nombre de Coppola?

N.C: No lo sé. Alan Parker me dio una gran oportunidad con su filme Birdy, pero de todos modos no fue tan fácil llegar a donde estoy. Aunque mi tío fuera Francis Ford Coppola yo preferí que reconocieran mi talento y no mis lazos familiares.

SEMANA: ¿Por qué escogió el nombre de Nicolas Cage?

N.C: Yo era un fanático de John Cage, un compositor norteamericano de vanguardia. Además Cage significa jaula y uno puede encerrar en una jaula muchas cosas, es como si yo fuera la jaula y tuviera en mi interior muchos personajes para interpretar.

SEMANA: ¿En qué está trabajando actualmente?

N.C: Estoy terminando el rodaje de la comedia romántica Family Man junto con Tea Leoni.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.