Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1994/03/28 00:00

MEDEROS: BUENOS AIRES DE MUSICA

Rodolfo Mederos es considerado el sucesor de Astor Piazzola. Su constante experimentación en el tango asi lo demuestra. Ahora está de gira por Colombia.

MEDEROS: BUENOS AIRES DE MUSICA

LA EXISTENCIA DE Rodolfo Mederos es la música. Sus idilios los vive en las elongaciones de su bandoneón, al que suele serle infiel con el cine. Su compromiso con la sociedad es devolverle lo que de ella ha aprendido, la melmoria cultural, de una manera actual. sin perder sus raíces.
"Siempre -dice Mederos- he creido que el arte debe ser revolucionario en el sentido de producir una modificación en quien lo percibe. Uno crece en la medida en que construye y destruye. Mi música, por ejemplo, no es toda agradable. Creo que en ella hay momentos ácidos, punzantes... Pero la felicidad en la vida es eso".
A los 53 años, Mederos está considerado como uno de los más innovadores músicos argentinos, y, para muchos, el sucesor de Astor Piazzola, un crédito no gratuito, que radica en su constante exploración en torno al tango y sus aproximaciones universales. Su música se debate entre una plácida y cadenciosa melancolía, propia del tango, la improvisación pasional del jazz, y la elegancia de los sonidos clásicos.
Su carrera ha sido una labor interminable, desde mediados de los años 60, cuando comenzó con diversos grupos experimentales y luego como intérprete solista, arreglista, o participante de importantes entidades musicales como la orquesta de Osvaldo Pugliese y la agrupación de Piazzola.
Con diversas participaciones en festivales de jazz y la grabación de discos como Fuera de broma (1976), De todas maneras (1977) y Todo hoy (1978), Mederos consolidó su empresa artística musicalizando obras de teatro y películas, otra debilidad.. "Me seduce mucho la imagen y la música que hago suseita imágenes, que es una forna de estar asociado al cine", dice.
Durante los 80 continuó grabando e incrementó su participación en la musicalización de películas. Para comienzos de esta década grabó, en su estilo, una serie de piezas inmortales de Carlos Gardel, que quedaron en su álbum Carlos Gardel por Rodolfo Mederos (1990). Su última grabación, publicada a finales de 1992, fue Tanguazo una delicada obra de arte donde rescató temas clásicos como 'Caminito' y 'El día que me quieras'.
Para Mederos existe una deuda de parte de los músicos de su generación para con Astor Piazzola, presencia obvia en su trabajo, ante todo en la parte didáctica. Pero sus dos grandes influencias son Osvaldo Pugliese y, en especial, la ciudad de Buenos Aires. "Lo que suena en la música es la relación de las condiciones humanas con la ciudad. Quizá nuestra misión es hacer que eso suene". Frente al público, lo gratificante es que se entienda ese lenguaje.
Ahora está en Colombia, en una corta gira que concluirá esta semana con su presentación en el teatro de Colsubsidio Roberto Arias Pérez, donde interpretará algunas de las piezas clásicas del tango y otras de su autoría, junto a su cuarteto y a su bandoneón, instrumento que, como dijo alguna vez, es para los bonaerenses "la quinta esencia de nuestro ser: es el agua para el vaso".
NOVEDADES

THE VELVET UNDERGROUND
LIVE MCMXCIII
THE VEIVET UNDERGROUND
(SIREMTM)
A comienzos de los años 70, los Velvet Underground aparecían como uno de los grupos más importantes de la época, gracias a sus insinuaciones proféticas, su sonido provocador y una crudeza que influyó tanto a los grupos anteriores al sonido punk (David Bowie, New York Dolls) como los que lo desarrollaron (Sex Pistols).
La banda fue además la expresion musical del movimiento pop de Andy Warhol, quien de alguna forma afectó el comportamiento del grupo. Liderados por el pocta y músico Lou Reed, junto al compositor de avant-garct, John Cale, desarrollaron una serie de composiciones, caracterizadas por su simpleza musical. pero marcadas por una expresión original que los convirtió en una subcultura.
Separados a comienzos de los 70, sus diversos integrantes se han reunido esporádicamente para ofrecer conciertos aunque esta grabación, de la gira 93 que ofrecieron Reed, Cale, Sterling Morrison y Maureen Tuckel está considerada como la única oficialmente aprobada por el grupo.
Aquí, en más de dos horas de música, estos ya veteranos músicos reviven lo mejor de su repertorio con una fuerza que en verdad aún sorprende. Temas inmortales como Heroin, Venus In Furs y I'll be your mirror aparecen en este documento histórico, de un grupo que marcó una innegable influencia en el desarrollo del rock.

TRY ONCE AGAIN
ALAN PARSONS
(ARISTABGM)
Alan Parsons recibió los mejores créditos de su carrera como ingeniero de sonido del famoso estudio Abbey Road (Beatles) y luego en la misma función para el clásico álbum de Pink Floyd, Dark side of the Moon. A mediados de los años 70, él y su socio Eric Woolfson, decidieron crear a Alan Parsons Project, como su nombre lo indica, un proyecto musical de estudio, que fructificó con un sonido de avanzada en discos como Robot, Pyramíd, Eve, Turn of a friendly card, pero particularmente con Eye in the Sky.
Habían pasado siete años desde su última grabación, Gaudi, y ahora regresa, sin Woolfson, en un trabajo donde vuelve a manifestar su talento como productor y visionario del sonido producido en estudio. Con vocalistas y músicos de prestigio como David Pack (ex Ambrosia), Eric Stewart (ex 10cc), Cris Thompson (ex Manfred Mann), esta producción deambula entre formas orquestales, cuidadosos arreglos vocales y un manejo espacial, único en el estilo de Parsons. Un trabajo compacto, que no merece recomendaciones aisladas, y que se integra, tema tras tema, como una obra de gran coherencia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.