Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/20/1996 12:00:00 AM

MI AMIGO MAIGRET

COMO ES, QUE LE GUSTA Y COMO TRABAJA EL COMISARIO MAIGRET, A PROPOSITO DE LA REEDICION DE LAS FAMOSAS NOVELAS DE SIMENON.

El caso Saint-Fiacre, La bailarina del Gai-Moulin, El puerto de las brumas, La sombra chinesca, La taberna del puerto, Pietr el letón Georges Simenon Planeta, Barcelona, 1995 $ 4.900 cu se llama Jules Maigret, nació en el pueblo de Saint-Fiacre hijo único de Evariste Maigret, es huérfano desde los 19 años; comenzó estudios de medicina en Nantes, ingresó a la Policía Judicial a los 19 años, está casado con una alsaciana de nombre Luisa. Mide 1,80, pesa 110 kilos y vive en el cuerto piso del número 132 del bulevar Richard-Lenoir, en París: tales son las señales particulares del comisario Maigret, que cualquiera de sus admiradores y amigos sabe, si conoce los 75 casos de que se ha ocupado y que ahora Planeta está reeditando a precios muy módicos. El gran acierto de Simenon estuvo en crear un personaje con identidad, atributos, gustos e historia personales, todo lo cual se conoce a lo largo de la serie de novelas que el comisario protagoniza. De esta forma deshace el clisé del detective infalible y genial, al estilo Sherlock y Poirot, e idea un ser del todo humano, que se equivoca, vacila, sufre, fracasa. Un ser común y corriente que se desenvuelve en un mundo trivial, pertenece a la clase media y debe sus éxitos a unas cualidades humanas del todo normales. El hombre: glotón y observador Conocer a Maigret y disfrutar con su cotidianidad se convierte a la larga en un placer muy singular. Es un glotón de primera, que frecuenta las braserías y los pequeños restaurantes de barrio en busca de la comida tradicional francesa, la cual Simenon describe con lujo de detalles. Lo muestra también en cafeterías y bistrós bebiendo calvados, vino blanco o uno de esos deliciosos aguardientes de frutas. Y la pipa, de la cual es inseparable. Odia bailar, no sabe manejar y conoce algo de inglés y de bretón. Anda siempre de sombrero, usa tirantes y chaleco y cuando está a punto de cerrar un caso solo consume cerveza y sánduches. Simenon no solo se aparta del patrón establecido por la novela policial inglesa en lo que se refiere al personaje, sino al manejo del género mismo. En la serie de Maigret no es nada importante el enigma, que termina con un final inesperado, ni la identificación del asesino, al estilo Agatha Christie. Como sucede en la 'novela negra' norteamericana, a Simenon le interesan los entornos y las circunstancias sociales, las tristes vidas de sus protagonistas, las atmósferas, los comportamientos. Le gusta entrometerse en la sordidez más íntima de las conductas y de las pasiones. El crimen es un pretexto utilizado para explorar y revelar la miseria humana y también para describir ambientes _ya sean privados o públicos_ lo cual hace Simenon en forma magistral. En ningún momento presenta personajes o situaciones idealizados o irreales. El realismo más crudo y sin complacencias es el eje del estilo simenoniano, tanto que unos y otras a menudo suscitan desgarramientos y tensiones en el lector. El policía: astuto y muy humano Maigret trabaja en las oficinas de la Policía Judicial en el No. 36 del Quai des Orfèvres, en París. Desde allí ve el Sena y el puente Saint-Michel. Sin embargo no es un hombre de escritorio: le gusta andar por las calles, impregnarse de los ambientes en que se mueven sus sospechosos, olisquear sus habitaciones, sus lugares de trabajo y de diversión. Cuenta con un equipo de colaboradores que lo venera y con un método de investigar muy personal: sobre el terreno y del todo empírico, tanto que su frase preferida es "no creo nada"; confía en sus intuiciones y busca siempre meterse en la piel de los otros, para reconstruir mentalmente las situaciones y las circunstancias. Así, llega a involucrarse visceralmente en ellas y a actuar en unos casos con generosa comprensión, en otros con repulsión y rabia. Tal es Jules Maigret. Las reediciones de Planeta permiten refrescar la amistad con ese ser entrañable que ama los pequeños placeres de la vida. Pero que, sobre todo, ama la justicia y sabe ser justo. Señales particulares Apellido: Maigret Nombre: Jules Edad: 45 años, aproximadamente Estatura: 1,80 mts. Peso: 110 kilos Aspecto: corpulento, grueso, fuerte. Cabellos castaños estrecanos. Costumbres: le encanta comer bien, fuma pipa, no sabe manejar automóvil. Es gruñón y malgeniado. Le gusta el cine, odia el baile. Estado civil: casado con Luisa, buena cocinera y buena mujer. No tiene hijos ni otro familiar conocido, aparte de la hermana de Luisa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.