Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/24/1998 12:00:00 AM

MISION SEGURIDAD MAXIMA

La nueva tarea de Bruce Willis es proteger a un niño autista que sabe demasiado.

Director: Harold Becker Protagonistas: Bruce Willis, Alec Baldwin, Chi McBride, Kim Dickens, Miko Hughes a Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos ha desarrollado el que se supone es el más sofisticado código de seguridad, destinado a proteger la comunicación entre el Pentágono y los espías norteamericanos esparcidos por el planeta. Sólo que un niño autista de nueve años logra descifrarlo y arma una verdadera hecatombe entre sus inventores al punto de poner en peligro su propia vida y la de sus padres. Por fortuna para él, el agente del FBI Art Jeffries (Bruce Willis) aparece en su camino para protegerlo y develar los macabros planes del teniente coronel Nicholas Kudrow (Alec Baldwin). En términos generales este es el argumento del que se vale el director Harold Becker para elaborar una cinta de acción que no ofrece muchas novedades en relación con las demás películas del género. Además de la lista de elementos típicos que suelen acompañar este tipo de producciones, Becker intenta imprimir un toque nostálgico en las soledades compartidas del niño autista y el agente paranoico. Sin embargo el producto sigue siendo el mismo que el propio Willis ha brindado a su público en decenas de ocasiones. Al fin y al cabo el intérprete de Duro de matar no cambia. En cada una de sus interpretaciones su mirada intenta ser la del hombre recio que no se deja intimidar pero en realidad sus gestos son más los de un individuo que sufre de cólicos estomacales o, en el mejor de los casos, el de alguien que necesita anteojos. De ahí para adelante es fácil colegir que no importa tanto su actuación como la serie de episodios violentos que alcancen a repartirse en los 120 minutos de película.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.