Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/10/1999 12:00:00 AM

8 MM

Un descenso vertiginoso hacia el oscuro abismo de la pornografía extrema: el cine 'snuff'.

Director: Joel Schumacher Protagonistas: Nicholas Cage, Joaquin Phoenix, James Gandolfini,
Peter Stormare, Antony Heald, Catherine Keener La primera película con resonancia internacional que trató el
tema del cine snuff _el género más perverso que haya producido la imaginación humana si se tiene en cuenta
que su objetivo es que el espectador presencie torturas y asesinatos reales en pantalla_ fue Tesis, del
joven español Alejandro Amenábar. La cinta, que disparó la carrera de su director por el brillante
tratamiento del suspenso, narra la historia de una estudiante de periodismo que, en busca de material para la
elaboración de su tesis de grado sobre la violencia en el cine, termina descubriendo una red de productores
de cine snuff en su propia universidad. El asunto ya había sido abordado en la película Testigo mudo, que
insinuaba el tráfico clandestino del cine snuff en Rusia luego de la caída del muro de Berlín. Pero fue Tesis la
que dio en el clavo sobre un problema que ya está tomando visos preocupantes en Europa y Estados Unidos.
El curtido director Joel Schumacher, el mismo de Tiempo de matar y El cliente, no se ha quedado atrás y en
8mm va más allá que sus antecesoras en la medida en que rastrea, además, los oscuros callejones en los
que se desenvuelve la realidad aterradora del comercio de pornografía. La película cuenta la historia de un
modesto detective privado (Nicholas Cage) de Pennsylvania que, acostumbrado a develar líos menores de
infidelidad, termina involucrado en una complicada investigación cuando la viuda de un prestigioso magnate
lo contrata para que descubra si las imágenes del asesinato de una menor de edad, contenidas en una cinta
que su marido guardaba en su caja fuerte, son reales. A partir de ese momento la vida del detective
cambiará por completo, pues el dramático caso le servirá, de paso, para constatar los niveles de aberración
a los que puede llevar la afición por el sexo. Comprometido de principio a fin con una posición moral que
busca indagar cuál es el mecanismo mental que puede llevar a un hombre a tan inhumanos desatinos,
Schumacher no hace otra cosa que sentirse impotente y así lo manifiesta en el desenlace del filme, cuyo
guión, a propósito, fue realizado por Andrew Kevin Walken, el mismo que escribió Seven. Cruda y
descarnada, 8mm no puede sino dejar estupefacto al espectador ante tan incomprensibles crímenes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?