Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/20/2015 10:00:00 PM

Mucho más que cine

Lo mejor del teatro, la ópera, la danza y el ballet se pude ver en las salas de cine del país a buen precio y muy buena calidad.

El sábado 24 de enero de 2009, a la una de la tarde, 240 personas presentes en el Cine Colombia del Centro Comercial Andino de Bogotá se conectaron con el Lincoln Center de Nueva York. En ese momento se transmitía, en vivo y en directo, el montaje Orfeo y Eurídice del Metropolitan Opera House. Los técnicos estaban nerviosos, pues esto implicaba el manejo de una nueva tecnología para captar la señal vía satélite. Mientras tanto, el público disfrutaba al máximo de la obra, y al final, tal como si estuviera presente en el Lincoln Center, aplaudió, emocionado, por el gran espectáculo que acababa de ver.

Desde entonces nació en Cine Colombia un área especial de contenidos alternativos para traer ópera, teatro, ballet, danza, entre otros espectáculos del mundo, a las salas de cine. Así el país se sumó a una tendencia que comenzó en 2006 con la transmisión de un concierto de David Bowie en los cines de las principales capitales del mundo.

En ese momento también varias compañías como el Metropolitan Opera House de Nueva York –conocido como Met– empezaron a grabar sus funciones y vender los derechos de exhibición en todo el mundo para no depender únicamente de la taquilla. La estrategia no pudo salir mejor: en 2006, cerca de 759.000 personas asistieron en vivo a los espectáculos del Met. Seis años después tenían 3.266.000 espectadores, el 83 % de ese público había visto sus obras en salas de cine.

Este ejemplo se multiplicó y, así, aquellos que no pueden ir a los grandes eventos culturales de Nueva York, Londres o Moscú ahora tienen la posibilidad de presenciarlos en Colombia en todo tipo de horarios, noche, mediodía (entre semana) y en la mañana de los domingos. Y los que son en directo de acuerdo con el horario del país en el que se originen. Los precios pueden ir entre 20.000 y 35.000 pesos.

Desde 2009 Cine Colombia transmitió siete temporadas del Met –que van desde octubre a mayo– con casi 60 obras que se presentaron en vivo y en diferido y a las que asistieron, según esta exhibidora y distribuidora, 141.035 personas (un 60 % de ocupación promedio en las salas en las que se programó). Obras como La Traviata y Aída, de Verdi, La Bohème, de Puccini, o Carmen, de Bizet, se exhibieron en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga.

Y luego llegaron otros contenidos: desde 2010 se presentan las funciones de ballet del Teatro Bolshoi de Moscú, que en su última temporada atrajo a 10.543 espectadores en Colombia (71 % de ocupación). También se programan montajes del Teatro Real de Madrid, el Royal Opera House de Londres o el Mariinsky Theatre de San Petersburgo. Se ofrecen conciertos de grupos como The Doors, The Rolling Stones, Guns N’ Roses y Queen, entre otros. Igualmente, se pueden ver exposiciones de museos como el British Museum, el Hermitage o los Museos Vaticanos, que llevaron a 9.539 personas a las salas (68 % de ocupación).

Lo que el público ve en la sala es el resultado de un cuidadoso trabajo de producción. Casi todos estos espectáculos se graban con 13 cámaras, diez de ellas son diminutas y se manejan robóticamente por todo el escenario, mientras que las otras tres atrapan los detrás de cámaras y entrevistan a los artistas, que muchas veces saludan a los países a los que llega la señal. Todo lo grabado llega entonces a una consola que transmite la señal a unos proyectores digitales en las salas de cine de varias ciudades del mundo. Sus derechos de exhibición se adquieren por medio de los distintos agentes de ventas que se encargan de comercializar estas producciones en distintas zonas.

También tienen espacio los eventos deportivos, como Wimbledon o el Mundial Brasil 2014, al que asistieron 126.919 personas. Desde el año pasado se programa teatro con las funciones del Royal National Theatre, de Londres. Igualmente se presentan ciclos de películas clásicas, como las de Charlie Chaplin, a las que por ahora asistieron 14.911 espectadores. En junio se presenta la película A Hard Day’s Night, de The Beatles, y continuará, hasta diciembre, con las exhibiciones de artistas como Van Gogh, Rembrandt o Matisse. En el solo caso de Cine Colombia, ya atrajo a más de 320.000 espectadores en los últimos años y sigue con ganas de apostarle a otros espectáculos.

La crítica ve con buenos ojos estos contenidos. Emilio Sanmiguel, crítico de música de SEMANA, cree que con esto se consigue “una apertura cultural con la que se va a elevar el criterio de los espectadores y que va a ayudar a mejorar la calidad de los espectáculos que se hacen en Colombia”. Y para el director, actor y dramaturgo Fabio Rubiano, “las condiciones técnicas son perfectas y respetan mucho el lenguaje de teatro. Dan más ganas de ver teatro”.

Pero Cine Colombia no es el único. Cinemark, por ejemplo, lo hace desde 2014: exhibió el Mundial de Brasil en varias salas del país; presentó un ciclo de tres documentales de la BBC sobre el mundo natural; programa en cartelera películas clásicas como Rocky, Terminator, El exorcista, Scarface; desde diciembre exhibe un ciclo de siete óperas y cuatro obras de ballet del Royal Opera House de Londres. Y en los últimos días presentó un documental sobre la vida del vocalista de Nirvana, Kurt Cobain.

Cinépolis, otro exhibidor, tampoco se queda atrás, y en ocasiones ha programado en cartelera óperas y zarzuelas o conciertos como los de Led Zeppelin o Coldplay. Mientras tanto, Royal Films, que pretende traer estos contenidos para el próximo año, presentó el año pasado el Mundial de Brasil y le apuesta ahora a la Copa América.

Otra alternativa es la que ofrece el Teatro Digital del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, que transmite algunos eventos para que se puedan ver en vivo, de forma gratuita, en tabletas, celulares, o computadores. Las compañías ceden los derechos de transmisión gracias al apoyo de las instituciones privadas como el Grupo Bancolombia, Sura y Protección. Las obras solo se pueden ver en directo. Una vez terminada la función no se encuentra disponible en la red. En este formato se han ofrecido obras del Ballet Folclórico de Argentina, o La Cenicienta del Malandain Ballet Biarritz, y próximamente se podrá ver a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, bajo la dirección de Gustavo Dudamel, El lago de los cisnes del English National Ballet, y a Daniel Binelli Quinteto-Argentina.

De a poco comienza a formarse público para este tipo de contenidos, pero los exhibidores consideran que aún hay que esperar para que la gente se enganche del todo a esta tendencia y acceda a lo mejor de la cultura que ahora está a la vuelta de la esquina.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.