Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1992/11/23 00:00

MUJER SOLTERA BUSCA

MUJER SOLTERA BUSCA

MUJER SOLTERA BUSCA Barbet Schroeder desenmascara la importancia de vivir en Soledad.PARA BARBET Schroeder, director de Mariposas de la noche, la soledad es uno de los capítulos más fascinantes de la vida. Para él, en soledad es que el hombre se descubre a sí mismo.
En su más reciente película, Mujer soltera busca..., basada en la novela de misterio SWF Seeks Same de John Lutz, la soledad y la búsqueda de identidad se convierten en la obsesión de Allison Jones y Hedra Carlson, dos mujeres con vidas diferentes que se conocen por un aviso clasificado publicado por Jones para encontrar una compañera de apartamento. La única condición es que su nueva huésped no aparezca en el contrato de arrendamiento. Cosa que parece no molestarle a Hedra: en principio, su interés es encontrar compañía.
Pero el misterio de Mujer soltera busca... no sólo depende de las simples situaciones de convivencia, sino también de la historia de una mujer tratando de imitar a otra, con el propósito de sobrellevar su gran frustración de la infancia: la muerte de su hermana gemela. El interés del director es evidente:
crear un ambiente oscuro en el que no se descubran sus verdaderas intenciones. Y para ello se vale de la actuación de Bridget Fonda, quien no sólo ha sobresalido por ser la nieta de Henry y la sobrina de Jane sino también por películas como Escándalo y Aria. A su lado trabaja Jennifer Jason Leigh, quien incluso supera en actuación a la misma Fonda. No obstante, el desenlace deja mucho que desear porque rompe la intensidad con que venían presentándose los hechos.
Con todo, Mujer soltera busca... es un thriller sicológico que logra desenmascarar la verdadera importancia de vivir en soledad.
MADE IN COLOMBIA
CURIOSAMENTE, LA primera película que impresionó a Barbet Schroeder, director de Mujer soltera busca...,no fue una producción de Truffaut ni una de Buñuel. Fue una película de Walt Disney: Bambi. Su padre tuvo que sacarlo del teatro, porque Schroeder, en ese entonces un pequeño de sólo cinco años, entró en shock cuando Bambi pierde a su madre. Esa primera impresión no la vivió en su país natal, Irán, sino en Colombia, donde vivió de los cuatro a los 11 años.
Schroeder asegura que Colombia es la base de su verdadera cultura emocional, y Se este hecho se refleja en sus películas. Su verdadero romance con el cine, sin embargo, comenzó en París cuando a los 14 años decidió que su destino era ser director. Y aunque sus películas nada tienen que ver con las de Walt Disney, la verdad es que Schroeder jamás olvida la primera película que vio en la pantalla gigante, ni mucho menos el país donde la vio.
BAJAS PASIONES
UNA ESCENA erótica, en el momento oportuno, puede ser definitiva en una película. Cuando la trama la hace presentir. Cuando se acorrala de tal forma al espectador que ya no hay manera de escapar al suceso. Cuando de ella surgen nuevas propuestas temáticas dentro del argumento. Cuando se quiere romper el ritmo para explorar nuevos caminos. O cuando se desea insinuar un desenlace parcial o definitivo, de la narración.
Todo parece válido, menos involucrar en la pantalla el sexo por capricho con el simple ánimo de alimentar la morbosidad del público. Bajas pasiones no hace sino confirmar que, lejos de convocar multitudes ávidas de lujuria, el sexo gratis termina siendo rechazado. Y más que rechazado, aburrido. Por un motivo sencillo: las escenas eróticas (si es que se les puede llamar de esa forma) prevalecen sobre el propio guión. Lo que en otras palabras quiere decir que el guión no posee argumentos para defenderse solo, o que, sencillamente, la película carece de historia.
En lo único que parece atinar el filme, en el que sus protagonistas, Tanya Roberts y Margaux Hemingway, rayan en la pornografía, es en el título. Porque no cabe duda de que la pasión, manejada de tal forma, no es posible definirla de otra manera.
FESTIVAL A LA VISTA
LA FUNDACION para el Fomento y Desarrollo de las Comunicaciones Audiovisuales, Fundacolón, viene promoviendo un intenso programa que busca la integración latinoamericana, por medio del intercambio de producción cinematográfica y de televisión entre todos los países. El primer proyecto será una realidad en la sede de Corferias, en Bogotá, del 15 al 22 de noviembre del presente año, cuando se lleve a cabo el primer Festival y Mercado Internacional de Cine, Televisión y Video Además de la exhibición de producciones de largometraje, televisión y video, se realizará un encuentro entre productores y coproductores latinoamericanos. En él participarán compañías como la Televisión Española, la Rai y la Sacis de Italia, la Televisión de Hungría, Transtel y Deustche Welle, de Alemania, y la Twentieth Century Fox, de Estados Unidos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.