Sábado, 25 de febrero de 2017

| 1984/02/20 00:00

MURALES FLOTANTES

La obra del chileno Pedro Uhar, espacios libres y sin marco que buscan salir a la calle

MURALES FLOTANTES

A la manera de los vendedores de tapices o las lavanderas de ropa, el artista chileno Pedro Uhar, 1938, cuelga sus obras sobre los muros.
Murales Flotantes o Floating Murals, como los han denominado en Europa y los Estados Unidos, donde este pintor ha realizado varias exposiciones. Espacios libres y sin marco. Otra necesidad de decir plásticamente que su obra desea ser expuesta al aire libre al mismo tiempo que dentro de un museo; un querer salir a la calle. Proposición que durante varios años estuvo germinando en su paleta. Grandes formatos de Renouveau de la figuration coloreados armoniosamente y donde esquematiza valores esenciales del arte latinoamericano.
Pedro Uhar ejecuta sus trabajos en acrílico y sobre lienzo duro. Telas que permiten un largo rigor de exposición al aire libre y cuya pintura está influenciada por un resumen de las tradiciones artesanales de su propio medio. Personajes en alto colorido tropical; descripción de un coro de diagramas tomados a los elementos propios de una realidad inmediata. Un mundo siempre contemporáneo que mete en vigencia al hombre perdido en medio del grupo, surgido como un personaje frágil y único dentro de su naturaleza y que, a la vez, nos revela su intimidad y el deseo de participar en la vida. Una memoria expuesta a un espejo de presencias.
Los últimos trabajos realizados por Uhar en el 83 dan un común denominador a la serie "Los canapés"; obsesiva e instantánea intimidad del mundo sin diálogo. Comunión de soledades que atraviesa el hombre dentro de su tiempo. Descubrimiento de ideas preconcebidas, comenzadas y olvidadas sobre un canapé. Uhar acaba de realizar una exposición en Barcelona y varias de sus obras fueron adquiridas por el Centro de Arte Moderno de Pompidou.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.