Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1987/01/19 00:00

NAVIDAD DE PELICULA

Con aventuras fantásticas como "Laberinto" y odiseas religiosas como "La misión" comienza un surtido fin de año cinematográfico.

NAVIDAD DE PELICULA

Un traficante de esclavos que mata al hermano por una hermosa mujer en una calle de Asunción; un curioso personaje que llega del planeta de los patos y aterriza en un basurero; una niña combatiendo a un príncipe malvado porque se ha llevado a su pequeño hermano; una astronauta llamada Ripley encabezando un pelotón de marines para rescatar los prisioneros de unos monstruos en una colonia espacial; una mujer que descubre la infidelidad de su famoso esposo con la mujer del embajador británico en Washington; un chico que ayuda a su viejo maestro de artes marciales a defender la pequeña aldea japonesa de quienes quieren destruirla; una muchacha y un robot enamorados y perseguidos por un marido celoso y unos funcionarios que quieren destruirlos: estas, algunas de las imágenes de la cartelera cinematográfica de Navidad y fin de año en Colombia, con una programación que coincide en gran parte con la de otras capitales latinoamericanas, mientras Walt Disney lanza su nueva película de dibujos animados y los creadores del manicomio en serie llamado "Aeropuerto" ahora encierran a sus personajes en una cárcel.
Filmada a un costo superior a los 25 millones de dólares en escenarios de la Costa Atlántica y las cataratas argentinas de Iguazú, con una tribu auténtica y con locaciones que según el director Roland Joffé estaban ubicadas en la ruta del narcotráfico, "La misión" es quizás la película más esperada del año. Con Robert de Niro y Jeremy Irons, y un equipo encabezado por los productores David Puttnam y Fernando Ghia, el compositor Ennio Morricone, el diseñador Enrico Sabatini y el director de fotografía Chris Menges (los mismos de "Los gritos del silencio"), es la reconstrucción lírica y emocionante del final de las reducciones misioneras de los jesuitas en Suramérica, concretamente en el Paraguay, cuando España y Portugal reordenan sus límites y dejan a miles de indígenas a merced de cazadores y esclavistas. Los tonos verdes y húmedos de la selva colombiana sirven de marco al encuentro de indígenas, sacerdotes y soldados, mientras Mendoza (De Niro) y Gabriel (Irons), toman su última decisión en medio de la sangre, en una alegoría que Joffé ha comparado con el conflicto de Centroamérica.
Coincidencialmente, dos películas realizadas por la empresa de efectos especiales de George Lucas se exhiben al mismo tiempo aquí: "Howard, el superhéroe" y "Laberinto". La primera es una burla alegre y sarcástica contra los principales mitos de la civilización norteamericana, desde las revistas con desnudos hasta el sexo y la música rock, todo eso mirado por un pato que se siente superior a quienes califica como primates sin pelo. "Laberinto", con David Bowie, está llena de monstruos, muñecos y apariciones que recuerdan las fantasías de las guerras galácticas. En ambas películas la mano de Lucas se siente en todo momento.
"El difícil arte de amar" es la película de Mike Nichols que recrea la tragicómica y verídica historia de la escritora Nora Ephron y el periodista Carl Bernstein, quienes se separan cuando, embarazada del segundo hijo descubre los amores del otro con una mujer más alta, más fea y más vulgar que ella. El libro que se consigue en castellano con el titulo de "Se acabó el pastel" es superior a la película.
De los estudios Disney llega una película de dibujos animados que retoma el buen humor, la picardia, el sentido del absurdo, la ingenuidad, la imaginación y sobre todo la técnica clásica de estos recursos técnicos mejorados por la computación, con el significativo título de "Policías y ratones", la historia de ese ratón que vive en el sótano de una casa en Londres donde también habita el mejor detective del mundo, y enfrentado a su peor enemigo, un científico que en forma de murciélago secuestra muchachas, niños y fabricantes de juguetes. Y con el sello Elephant, ligado a Disney, estrenan "La cárcel más loca del mundo", donde el espectador se topará con la escena que acaba con cualquier principio de autoridad: millones de televidentes observando la transmisión clandestina de cómo el detestado director de un penal seduce a una secretaria ante una cámara escondida y mientras los detenidos cobran venganza.
De otro lado, del director James Cameron, el guionista y realizador de Terminator aparece Aliens, la continuación de una historia que comenzó en 1979 con "Alien, el octavo pasajero", con esa muchacha que se convierte en la única sobreviviente de la nave "Nostromo", atacada y semidestruida por monstruos gelatinosos. Ahora ella, que se llama Ripley, regresa con unos marines y durante la primera hora no aparece un solo animal y hay tiempo para el entrenamiento y el espectador se extasia con los músculos sudorosos de la actriz Sigourney Weaver. También se estrena la continuación del Karate Kid, con los mismos personajes, el anciano maestro de artes marciales (interpretado por Pat Morita), y el chico (Ralph Macchio), ahora envueltos en una serie de conflictos místicos y sóciales en una aldea japonesa. Y como la ciencia ficción predomina, el director John Badham, el mismo de "Juegos de guerra", cuenta ahora lo que ocurre cuando "5", un robot sensitivo y humanizado, escapa de sus amigos y dueños, es rescatado por una muchacha que tiene conflictos conyugales y pone en jaque a una de las más poderosas organizaciones oficiales. Con un toque de humor doméstico, recuerda esa atmósfera descrita con sagacidad por Ray Bradbury, especialmente cuando este robot comprende que le va mejor con la muchacha que con las otras máquinas fabricadas en serie para destruir: "Cortocircuito". Hay películas para todos los gustos e intereses: desde una superproducción histórica en la selva paraguaya, pasando por una cárcel donde los detenidos pierden sus armas, hasta un clásico de Disney que es un homenaje a Sherlock Holmes.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.