Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/11/2015 11:30:00 AM

“No estamos retratando guerrilleros”

‘Alias María’, una película colombiana sobre reclutamiento forzado de menores, abre esta noche la 55 edición del Ficci. SEMANA habló con José Luis Rugeles, su director.

Semana: El tema del conflicto armado cada vez se aborda más en el cine nacional, muchos lo asumen casi como una necesidad. ¿Usted también sintió lo mismo?
 
José Luis Rugeles: sí, creo que el país necesita hablar, necesita exteriorizar estos más de 50 años en guerra y el arte es claramente un camino válido para hacerlo, pues en la historia resulta siempre siendo el reflejo y la ilustración de lo que pasa en el contexto. Es como decirle a los judíos que no hagan más películas sobre el Holocausto, uno tiene que poder mirarse en el espejo y reflexionar sobre lo que es.
 
Semana: ¿Qué tan comprometido cree que ha sido el cine colombiano con el conflicto?

J. L. R.: Siento que cada vez es más comprometido, no solo porque el conflicto es una realidad desde hace varias décadas, sino por la cantidad de películas que se están produciendo en Colombia. Es decir, así como en porcentaje la cantidad de películas ha subido, el compromiso también y no quiere decir que yo sea de una raza de cineastas que solo hablen sobre el conflicto armado. Por ejemplo, ‘García’, mi primera película, no habla de nada cercano al conflicto pero sí tiene un personaje ‘conflictuado’, desde el humor se habla del dolor humano.
 
Semana: ¿Qué película sobre conflicto deben ver los colombianos? (exceptuando a ‘Alias María’)
 
J. L. R.: ‘Impunity’, de Hollman Morris y Juan José Lozano; y ‘La pasión de Gabriel’, de Luis Alberto Restrepo.
 
Semana: ¿Cómo nació la idea de hacer ‘Alias María’?
 
J. L. R.: Diego Vivanco, el guionista de ‘García’, empezó la investigación hace 5 años, me pasó un primor guión y arrancamos entrevistas con jóvenes reinsertadas.  Empezamos a construir un personaje que no solo nos conmovió sino que inevitablemente nos comprometió con la temática de manera contundente. Al detenerse en esta realidad, a la cual muchas veces somos indiferentes, se generan preguntas y dolores, pero sobretodo, unas ganas inmensas de contar algo que nos genere reflexiones.
 
Semana:
No son muchas las películas que en Colombia han abordado el tema del reclutamiento de menores. ¿Qué tantos obstáculos hubo en el camino? ¿hubo algún tipo de asesoría?
 

J. L. R.: Más que obstáculos tuvimos opiniones divergentes sobre lo que se quería contar en la película, es un tema muy sensible de abordar. Tuvimos la suerte de encontrar a una mujer que fue una niña guerrillera y que terminó siendo parte fundamental del equipo como asesora de estilo. Ella participó en la escenografía, el vestuario y la construcción de los personajes.

Ella hoy es también la protagonista de un documental que hace parte del proyecto transmedia, que invoca esta película, llamado ‘Nombre de guerra: Alias Yineth’, dirigido por Daniela Castro y Nicolás Ordóñez.
 
Semana: En la película hay niños actores. ¿Qué tan difícil fue trabajar con ellos?
 
J. L. R.:
Estos niños son el resultado de un gran casting a 1.800 menores en diferentes colegios del Meta. Tuvimos casi dos meses para trabajar con ellos y fue un trabajo intenso y profundo que implicó un aprendizaje recíproco y una experiencia maravillosa. Nunca les dimos un guión a los niños, lo que implicaba que la historia la construyéramos en conjunto y que sus aportes fueran fundamentales en la construcción de personajes complejos y profundos.
 
Semana: Habrá actividades paralelas a la película sobre reclutamiento forzado en el país. ¿Cuáles y en qué consisten?
 
J. L. R.: Hay unos talleres que se están haciendo en zonas con población vulnerable.  Son talleres de cine, documental, animación y todo lo relacionado con contar historias de manera audiovisual, para mostrar que así como se pueden inventar historias, también se puede crear y modificar la propia.

Semana: ¿Qué debe esperar el espectador de esta película?


J. L. R.: Debe dejarse conmover por una historia que desde lo simple intenta contar la complejidad de la violencia que hace tanto azota a Colombia.

Semana: Usted con García’ hizo una película intimista, pero con ‘Alías María’ da un viraje. ¿Por qué?


J. L. R.: No siento que sea un viraje, siento que, aunque la temática es muy distinta, ‘Alias María’
también es intimista al contar y construir sus personajes. No estamos retratando guerrilleros, estamos retratando el destino de una niña que por azar o por voluntad hace parte de una guerra heredada que claramente no le pertenece.

Semana: ¿Qué significa abrir el Festival de Cine de Cartagena?


J. L. R.: Una gran emoción y la certeza de que es algo muy importante para esta película: comenzar el trayecto en este escenario.

Semana: A todas estas, ¿cómo cree que va el cine colombiano en general?

 
J. L. R.: Siento que estamos en una adolescencia cinematográfica, antes solo teníamos autores con una filmografía, hoy se producen en Colombia cerca de 28 películas al año, lo cual implica que exista una diversidad de temáticas y formas narrativas; algunas maravillosas otras no tanto, pero sin duda estos intentos son los que construyen una industria y una historia del cine Colombiano. Por lo tanto, siento que vamos bien.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.