Lunes, 16 de enero de 2017

| 1996/10/14 00:00

NOCHES DE BOHEMIA

La Boheme, de Puccini, la misma que inauguró la ópera en Colombia hace 20 años, cierra la temporada 1996.

NOCHES DE BOHEMIA


ES UNA CASUALIdad, pero no deja de llamar la atención. Hace 20 años la primera temporada de la Opera de Colombia se inauguró con La Boheme de Puccini. Veinte años más tarde, cuando se pone sobre el tapete la posibilidad de que esta sea la última, también es Boheme la llamada a cerrar el círculo.
Hace 100 años se estrenó en el Teatro Regio de Turín. Sin embargo nada hizo pensar que en cosa de meses se consolidara como uno de los más sólidos puntales del repertorio lírico italiano. Esa noche parte del público y de la crítica italiana consideraron que, luego del clamoroso estreno de Manon Lescaut, Puccini sencillamente había dado un "deplorable retroceso". Un siglo más tarde las cosas están tan en su sitio que Rossella Bertolazzi la considera la obra maestra de Puccini.
A la escena lírica colom biana llegó muy pronto. Con el tiempo se ha constituido en una pieza indispensable del repertorio por el favor que siempre le ha dispensado el público.
Con esta producción que la noche del pasado sábado subio a la escena del teatro Colón, y que se mantendrá en cartel hasta el sábado 21 del presente mes, Bogotá ha visto cuatro producciones muy diferentes de esta ópera.
En 1976 la escenografía fue de Pizarro y Gutiérrez con vestuario de María Teresa Ordóñez. Carmiña Gallo hizo la Mimi y Zorayda Salazar debutó en la ópera cantando la Mussetta. Las cosas se hacían con las uñas; María Teresa Ordóñez recuerda que parte del vestuario fue su ropa de invierno cuando era estudiante de diseño de modas en Italia.
Cinco años más tarde la producción de los alemanes de la Opera de Colonia=Erwin Zimmer y Willy Decker= dejó al público tan asombrado que ni siquiera el tan anunciado y fallido debut de la soprano colombiana Lía Montoya =lo mejor de su carrera ya había pasado= alcanzó a opacar el suceso del estreno. Zorayda Salazar fue una memorable Mussetta. La producción se repuso en 1983, nuevamente con Carmiña Gallo y Zorayda Salazar encabezando el elenco.
En 1992 hubo nueva producción del melodrama de Puccini. De nuevo los alemanes =Roland Wolff y Peter Rasky= para una puesta en escena que significó volver a los niveles de calidad de la llegada del equipo de la Opera de Colonia en el año 81. Entonces el suceso fue el regreso =este sí extraordinario= del tenor Alejandro Ramírez con una sólida carrera en la escena europea y el aplaudido Marcello del colombiano Juan Carlos Mera.
La actual Boheme tiene un poco de esas experiencias. Como en el 76, se ha encomendado la puesta en escena a un equipo de colombianos que hace su debut de ópera en Colombia: Simón Saad para la dirección de escena y Guillermo Restrepo en el diseño de los decorados. Al uruguayo Adán Martínez se debe el vestuario. La dirección musical está a cargo del mexicano Enrique Patrón de Rueda. El elenco lo encabeza el tenor mexicano Fernando de la Mora como Rodolfo, en el más emblemático rol de su carrera internacional. A su lado la soprano norteamericana Stella Zambalis como Mimi y la mexicana Olivia Gorra hace la Mussetta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.