Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/25/1995 12:00:00 AM

NOCHES DE LUNA

Del 27 de noviembre al 2 de diciembre se reúne lo mejor de la música antillana en el Festival de la Luna Verde de San Andrés.

DESDE HACE ocho años se viene citando sin falta (con excepción del año pasado) una antigua cultura en las playas de San Andrés. Se trata de un país musical, cuyos habitantes a pesar de estar separados por kilómetros de tierra y de mar tienen en común el nexo del ritmo, la vitalidad y la música. Esta cofradía está regida bajo el imperio de los ritmos lunares, de los tambores y de la piel negra, señales que los congrega cada año en el Green Moon Fectival, con sus cantos, sus tradiciones y un festival gastronómico que reafirma la identidad de la región.
En este evento que nació de una conversación de amigos hace casi una década, se dan cita los exponentes más lejanos de la música antillana. Muchos han llegado cuando la fama aún no los cobijaba, como fue el caso de los desconocidos Inner Circle, de hace algunos años, quienes sólo se hicieron famosos después en Colombia. Otros, con mucho más fogueo, se reúnen con aprendices o con figuras locales como Shadow, Roots and Culture o Yla Blash, los exponentes isleños del reggae invitados a la versión de este año.
La excusa siempre es la música. Una música que los iguala en sus raíces pero a la que todos le ponen su tono único. Así este año se presentan intérpretes de las más rebuscadas variedades afro-antillanas: puntarock, atro-beat, zoukus-terapia, socca-souk, todos con su inconfundible toque se mezclan con viejos conocidos como la salsa caleña, el entrañable son cubano o el mítico reggae.
Este año entre los invitados estelares está Orlandus Julius Ekemode, el viejo patriarca del corazón del Africa que ha mezclado en su flexible paleta los ritmos tradicionales de Nigeria con elementos de reggae, juju, calipso y jazz. Con su agrupación y en un show que es toda una puesta en escena, este exponente del afro-beat hace un vibrante recorrido con un saxo tenor y tambores que no dejan nunca de sonar por los territorios mágicos de su patria, pero también interpreta canciones alusivas al horror del Apartheid. De Zaire viene también Diblo Dibala, un veterano músico que ha participado en casi todos los grupos importantes de Africa y que por sus magistrales interpretaciones de la guitarra es conocido como el Jimmy Hendrix africano.
Otra gran figura es el veterano vocalista William 'Bunny Rugs', quien ha recorrido todos los caminos que dieron origen al reggae en su patria Jamaica. Bunny, después de pertenecer a grupos como Inner Circle y Third World, hoy es un destacado solista de reggae.
Obad de Martinica, Habana Son de Cuba, Andy Palacios de Belice, son otros de los grupos que en compañía de cuatro agrupaciones de la isla, serán los invitados al Festival de la Luna Verde. Un evento al que el país no ha valorado en su justa dimensión y que con un poco de visión y mercadeo podría volverse un verdadero acontecimiento internacional.



BOGOTA, DE FIESTA
898 artistas de 70 grupos en 15 días realizarán el Festival de Festivales 'Bogotá en escena', un evento multitudinario de las artes escénicas.

ENTRE LAS ACTIvidades del Instituto Distrital de Cultura y Turismo más fructíferas del año, está sin duda su masiva convocatoria a las artes escénicas que llega a su última etapa en un Festival de Festivales que se realizará del primero al 15 de diciembre.
Desde el pasado julio, el Distrito ha realizado varios encuentros de todas las modalidades de las artes escénicas. Con la intención de hacerlos lo suficientemente extensivos y acordes al arte que realmente genera la ciudad, el Distrito creó categorías hasta el momento inexistentes como la de danza-teatro o la pantomima. También estuvieron géneros más tradicionales como teatro, títeres y narración oral, a los que se unieron dos grandes conciertos: 'Rock al parque' y 'Jazz al parque'. De cada uno de estos eventos se seleccionaron los trabajos más destacados y son ellos los que protagonizarán 15 días con lo mejor de las producciones escénicas y musicales de la ciudad. En 17 salas de la zona de Chapinero y La Candelaria se harán 114 funciones a precios populares.
La idea con este Festival es crear un verdadero movimiento de los artistas locales y nacionales, confrontar y evaluar sus propuestas, saber quiénes están produciendo y qué están haciendo. También se está experimentando un nuevo acercamiento del Estado a la actividad artística, en el que éste presenta ciertas facilidades a los grupos, pero en las que estos deben demostrarse capacitados como gestores de su propio trabajo. Pero además, y éste es uno de los puntos más importantes, hay todo un interés por crear espectadores culturales y devolverle al ciudadano común los espacios públicos, como sucedió en los eventos de rock y jazz al parque.
En esta fiesta de fin de año se presentarán obras teatrales como Sexus y Noche de Epifanía, los títeres de Ernesto Aronna, la danza teatro de Gustavo Llano, la danza contemporánea del grupo Psoas, la flauta de Tico Arnedo y el rock urbano de las 1.280 Almas y La derecha, entre otros espectáculos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.