Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1994/05/30 00:00

NOCHES SALVAJES

Llega a Colombia la controvertida película de Cyril Collard, uno de los más descarnados documentos reales sobre el sida.

NOCHES SALVAJES

Si no fuera porque lo que se cuenta en esta película es el relato de quien la padeció en carne propia, muchos podrían pensar que la historia es fruto de la fantasía. Pero la cinta es extractada de las vivencias personales del propio director, Cyril Collard, el escritor, artista y actor francés que murió de sida en marzo de 1993, y quien dejó en Noches salvajes el crudo testimonio cinematográfico de su tragedia. La cinta ganó cuatro premios César (los Oscar franceses) el año pasado, incluidos los de mejor película y mejor ópera prima.
Desbordado de pasión por los hombres, adorado de igual forma por las mujeres, Collard enfrentó la vida violando todos los límites, aun después de haber contraído la enfermedad. En la película, su experiencia está reflejada en la historia de Jean, un amante compulsivo del sexo y los demás placeres carnales que asume la lucha contra el sida a su manera, al mismo tiempo que la vida se le va desmoronando sin contemplaciones. Carlos López interpreta a su amigo íntimo y la actriz Romane Bohringer a su amante, mientras el propio Collard se encarna a sí mismo en la figura de Jean.
Noches salvajes es ante todo una historia de amor; pero una historia de amor que suscitará controversia e -incluso- indignación en los más recatados, no tanto por la bisexualidad del protagonista y las crudas escenas eróticas, como por su implacable rompimiento con los convencionalismos morales. En pocas palabras, la película carece de moraleja, se niega a ser una simple propaganda de lucha contra el sida. Collard se limita a exponer su testimonio para que el público saque sus propias conclusiones.
La narración tropieza a veces con divagaciones que parecen no conducir a ninguna parte, es desordenada y más bien poco pulida. Pero tal vez sus vacíos narrativos y sus eslabones sueltos sucumben ante la que puede considerarse su mayor virtud: la sinceridad del relato, sin duda uno de los más descarnados documentos fìlmicos sobre el sida.


CUESTION DE PRESUUESTO
HACE RATO SE VIENE HABLANDO de la próxima película de Arnold Schwarzenegger, True Lies, que señala su retorno a la acción seria, luego de su estruendoso fracaso con la comedia El último gran héroe.
El musculoso actor austriaco se ha sentido satisfecho por volver a trabajar con el director James Cameron, el mismo de los dos Terminator, y confía plenamente en que la nueva producción lo lanzará otra vez a las cumbres de los supertaquilleros.
La película ha sido terminada hace poco y, a juzgar por las cifras, los productores no han ahorrado un centavo por hacer de ella una excelente realización. Cameron se demoró en total 140 días para culminarla, 50 más de lo previsto. Y el presupuesto, calculado inicialmente en 80 millones de dólares, ha superado ya los 100, compitiendo de esta manera con El último gran héroe, considerada la más costosa de la historia con 110 millones de dólares.


EL ANGEL MALVADO
Una inteligente película de terror acerca de la perversidad infantil.

POCOS IMAGINAban que Macaulay Culkin, el adorable protagonista de Mi pobre angelito, pudiera transformarse en un verdadero ángel de las tinieblas. El director Joseph Ruben logró el milagro en su más reciente película, El ángel malvado (The good son), la historia de un diabólico niño cuya capacidad de maldad rebasa los límites de la cordura.
Basado en un inteligente guión, escrito por el británico Ian McEwan, Ruben explora con astucia las oscuras maquinaciones de la perversidad infantil con un estilo que hace recordar un clásico del género de terror del director Robert Mulligan: El otro (The other).
Acompañado de otra promesa de Hollywood, el pequeño Elijah Wood, el personaje de Culkin es capaz de llevar al público hasta el colmo del asombro a través de sus reiteradas y cada vez más agrandadas pilatunas siniestras.
Aunque la película no alcanza a indagar a fondo esa endemoniada perversión sicológica infantil que le da soporte a la narración, lo cierto es que la conducción de la trama, apoyada en un excelente trabajo actoral y una eficiente labor de cámara y de escenarios, es tan bien conducida que hace difícil la distracción del público.
El ángel malvado es, en resumen,una película ingeniosa, cuyo escalofriante final, digno de un clásico, tiene el poder de dejar pasmado al espectador durante varios minutos.


EL RETORNO DE NASSTASJA
NASSTASJA Kinski llevaba varios años sin aparecer en pantálla. Desde Pasiòn de primavera, el drama pasional que protagonizó al lado de Timothy Hutton y Valeria Golino, la preciosa actriz se había replegado al anonimato hasta hace poco, cuando aceptó una pequeña aparición en la última película de Win Wenders, Farewell, so close.
Al parecer, la hija del controvertido actor Klaus Kinski ha tomado nuevos ánimos y próximamente se la verá participando en un filme de acción producido por Walt Disney, bajo la dirección de Deran Serafian, que lleva por título Terminal veloccity. Se trata de su primera caracterización en el género, y tendrá por acompañante a Charly Sheen.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.