Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1984/12/10 00:00

NOTICIAS MILLONARIAS

Las elecciones en los Estados Unidos estimularon en la T.V. colombiana un despliegue de recursos técnicos y humanos como no se había visto antes dne eventos similares.

NOTICIAS MILLONARIAS


Todo parece indicar que el enfrentamiento de los noticieros ha estimulado la competencia y, en la mayoría de los casos, esto ha resultado benéfico para los televidentes. Sin embargo, nunca antes había sido tan evidente esa competencia como el pasado martes 6 de noviembre. Pocas veces se había visto en la TV colombiana tal despliegue de recursos humanos y técnicos como el que se realizó para cubrir las elecciones en los Estados Unidos la semana pasada. Grosso modo, se calcula que tres noticieros de la noche invirtieron sumas que superan los siete millones de pesos, incluyendo pasajes y viáticos para el personal técnico y los periodistas, tiempo de satélite y de estudio, tarifas de Telecom, etc.

Cada noticiero diseñó su forma especial de presentar el evento. Sólo uno, el Noticiero Nacional, reflejó austeridad y no desplazó a ninguno de sus periodistas a los Estados Unidos. Sus directores, Javier Ayala y Gabriel Ortiz, decidieron compensar la necesidad de "apretarse el cinturón" con el recurso del "gurú": en los 10 minutos que dedicaron al tema utilizaron imágenes normales del día que llegan vía satélite, y acudieron a la autoridad de un político, Hernando Zuleta y un politólogo, Fernando Cepeda, quienes analizaron las implicaciones del triunfo de Reagan. Así, los televidentes asiduos del noticiero, que esperaban ver a William Restrepo en su salsa y con su peculiar acento transmitiendo desde alguna ciudad norteamericana, tuvieron que conformarse con las cábalas de los expertos criollos. Al parecer, William enfiló sus baterías hacia la radio y sus reportes fueron oídos en las emisiones de Caracol.

El Noticiero de las 7 desplazó hacia Washington a su director, Juan Guillermo Ríos, a su asistente, a un camarógrafo y a un auxiliar. Además, contó con los informes desde Nueva York de la corresponsal Patricia Gómez. Este noticiero hizo lo que su mismo director llamó "la otra cara de las elecciones". Salió fundamentalmente a las calles e hizo las notas pintorescas, por cierto muy periodísticas, en un acertado intento de obviar el hecho de que no era posible transmitir en directo vía satélite, por cuanto la señal había sido previamente contratada por el Noticiero 24 Horas, que coincide en horario. Sin embargo, algunos anotaron un "lunar" en la emisión de este espacio informativo: el hecho de que Ríos hubiera aparecido con un sombrero de la campaña de Mondale y el de que hubiera mostrado sus preferencias por el candidato demócrata. Se calcula que el esfuerzo de este noticiero traducido en cifras, asciende a más de un millón de pesos por los diez minutos que dedicaron al cubrimiento del tema.

El Noticiero 24 Horas, por su parte, que había contratado la señal satélite desde enero de este año, realizó una emisión de una hora. Su director, Mauricio Gómez, viajó a Washington y diseñó la transmisión de tal forma que, a partir de las 7:30 p.m., hora en que se terminaba la emisión de su rival de la segunda cadena, entrara la señal en directo vía satélite desde la capital de los Estados Unidos. Durante esa media hora, en un estudio contratado a la ABC, Gómez reunió a Alvaro Gómez y a Luis Carlos Galán, quienes comentaron el proceso electoral que se estaba viviendo. Pese a lo interesante que resultó el diálogo entre estas dos figuras que compararon, entre otras cosas, los comicios norteamericanos con los colombianos, los debates de los candidatos en TV y la preparación de las campañas, hay quienes sostienen que un esfuerzo de esta magnitud había podido aprovecharse mejor. Quienes esperaban algo más espectacular, se sorprendieron que la transmisión desde Washington no se hiciera con personalidades locales, sino con personajes casi rutinarios en los informativos colombianos. El cubrimiento que este espacio noticioso hizo de las elecciones, fue más analítico y de fondo que de agilidad periodística y reportería en las calles, pero pudo revelar "en caliente" los últimos datos electorales. Se calcula que 24 Horas invirtió más de dos millones de pesos en su transmisión en directo vía satélite desde Washington.

Finalmente, el mayor despliegue de recursos lo hizo TV Hoy. Este noticiero desplazó a su director, Andrés Pastrana, a la periodista Deisy Cañón, al editor Aris Vogel y en los Estados Unidos contó también con la colaboración de Eucario Bermúdez en Miami y Leda Santodomingo en Los Angeles. Contrataron una hora de transmisión vía satélite y estudios a la NBC en Washington y Nueva York desde donde encadenaron en directo con Bogotá. En esta ciudad, en el estudio, además de la figura habitual de Hernán Castrillón, estaba el jefe de redacción, Efraín Marín, y la reportera Amparo Amaya en la casa del Embajador de los Estados Unidos, Lewis Tambs. Además de los informes realizados en las calles, Pastrana y Deisy Cañón llevaron a los estudios a personas que, como Sally Sheldon, ex-subsecretaria de Estado para Asuntos Latinoamericanos; el Designado Rodrigo Lloreda; Abelardo Valdez, líder latino del partido demócrata, y Rolando Sevilla, ministro Consejero de Nicaragua en los Estados Unidos, hicieron diferentes comentarios y análisis sobre los comicios. A pesar de algunas fallas en la coordinación entre los diferentes centros de emisión, el Noticiero TV Hoy fue el que con mayor acierto cubrió todos los aspectos de las elecciones y el que más tiempo le dedicó: 45 minutos del total del informativo de una hora. Se calcula que la inversión que realizaron sobrepasa los tres millones de pesos.

Si la competencia en la TV se hizo más notoria que nunca en esta oportunidad, no podía esperarse menos de las dos cadenas de radio que vienen trenzadas en una carrera informativa sin par en la historia de la radiodifusión colombiana: Caracol y RCN. La primera montó un estudio en Nueva York, para lo cual se desplazó con una semana de anterioridad el ingeniero Herbert Botero, veterano de las transmisiones del mundial de España. Para el cubrimiento noticioso viajó a coordinar el evento el director de noticias de la cadena, Yamid Amat, quien tuvo de co-equiperos en esa ciudad a Julio Sánchez Cristo y William Restrepo, y en Washington a Mauricio Gómez, Juan Guillermo Ríos y el corresponsal Benjamín Lozada. Durante 24 horas, vía satélite, Caracol estuvo transmitiendo los resultados electorales. Se calcula que los 1.440 minutos de transmisión, sin incluir los gastos de desplazamiento del personal técnico y de los periodistas, sobrepasaron los dos millones de pesos.

En cuanto a RCN, esta cadena envió a su director de noticias, Juan Gossaín, a la ciudad de Nueva York, en donde contrató transmóviles para realizar, en compañía de Mike Schmulsson, el cubrimiento del evento desde las mismas calles de la ciudad. En Washington manejó la información Marino Pérez Murcia y en Miami Eucario Bermúdez y no faltaron los informes de los colegas de TV Hoy, Deisy Cañón y Andrés Pastrana. RCN también contó con un canal abierto las 24 horas desde los Estados Unidos y sus gastos se calculan cercanos a los tres millones de pesos.

Lo que resulta sorprendente para muchos en este episodio, es que, aun cuando la reelección de Reagan parecía "cantada" y las posibilidades de su derrota eran nulas, los principales espacios de radiodifusión colombianos, como se dice comúnmente "se la metieron toda" y realizaron un trabajo altamente profesional.--

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.