Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/19/1997 12:00:00 AM

NOVEDADES MUSICA

Beethoven, Webern, Shoenberg, Ligetti, Boulez
Obras para piano Gianluca Cascioli, piano Deusche Grammophon. Polygram
Si se quiere este disco es una especie de 'bomba atómica' en el medio internacional. Primero porque Gianluca Cascioli (17 años) trae un aire renovador a la escuela pianística italiana (estéril desde el joven Pollini), pero sobre todo porque no se siente a gusto con el repertorio 'de combate'. Tanto que desde ya se lo compara con el gran Glenn Gould: porque Cascioli cree -como Gould- que después de Beethoven el repertorio esperó por su auténtica revitalización hasta Schoenberg en el siglo XX. El repertorio y la forma como lo enfrenta hablan de un artista sólidamente preparado y sin interés de repetir planteamientos estéticos que ya empiezan a mostrar fatiga. Toca las bagatelas op. 126, Variaciones WoO.80 y Fantasía op. 77 de Beethoven, una selección novedosa y de buen intelectual del piano que enfrenta, a lo largo de 77 minutos de grabación, con el Movimiento y Rondó (1906) de Webern, las 5 piezas op. 23 (1923) de Schoenberg (el vals es glorioso), los Estudios (1985) de Ligetti. Corona con una verdadera explosión de pianismo y buen hacer virtuosístico con Incisos (1994) de Boulez que, al igual que su intérprete, apenas debutan, pero pisan duro.

Ave María y otros clásicos para volar
Varios interpretes Teldec. Warner Music
Un CD que en 69 minutos reúne un poco de todo. Desde Bach hasta Franck y Fauré. Sin pasar por alto Zipoli, Nicolai, Pergolesi, Gounod, etc. En teoría un menú indigesto. En la práctica una variada muestra de bocadillos deliciosos, así como entender el porqué de la selección misma sea un misterio. La maravilla está en los intérpretes. Barbara Bonney acompañada de Geoffrey Parsons canta el Ave María (versión original) de Shubert como un ángel. También están gloriosos Eva Mei, Marjana Lipovsek y el Concentus Musicus Wien, dirigidos por Harnoncount en un fragmento del Stabat Mater de Pergolesi. Harnoncount dirige además fragmentos del Gloria de Vivaldi y Suite Nº 3 de Bach. Gustav Leonhardt y Raymond Leppard también hacen Bach. Pero como el asunto es para todos los gustos, las cosas alternan con el Laudate de Vísperas solemnes de confesión de Mozart, el Cisne de Saint Säens, Panis angelicus de Franck, el Coro de la luna de Las Comadres de Windsor de Nicolai y hasta la Marcha nupcial de Lohengrin de Wagner. Para puristas es un batiburrillo, para gocetas un manjar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?