Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1998/06/22 00:00

NOVEDADES

NOVEDADES

China Girl
The Classical Album 2
Vanessa-Mae, violín
London Philarmonic & Royal
Opera House Orch.
Viktor Fedotov & David Arch,
Directores
EMI Classsics El boom de la violinista Vanessa-Mae parece quedar en sus justas proporciones con esta grabación, que deja claras sus condiciones musicales y su buena técnica. El repertorio no es el más afortunado, un concierto sobre temas de la ópera china de Ho Zhan Hao y Chen Kang, una fantasía de la propia intérprete sobre temas de Turandot de Puccini y su Re-unification Overture. Si Vanessa-Mae quiere entrar en el universo de las grandes estrellas del violín y que se la tome en serio, necesariamente deberá empezar a enfrentar el gran repertorio de su instrumento para demostrar que en su arte hay más que brillantes fuegos de artificio.



Abondance
Diversos generos y autores
Opus 111
Este disco es la 'tarjeta de visita' de Opus 111, nuevo sello francés que irrumpe con mucha fuerza. La selección de compositores y obras: Mort de Werther de Pugnani, Amori e ombre de Gasparini, Magnificat de Isabella Leonarda, Misa veris de Ephren Podgaits, Colomba ferita de Francesco Provenzale y Melodies de Glinka _impecablemente interpretadas y con sonido excepcional_ dejan claro que no se piensa competir con ninguna de las grandes disqueras, pues cubre estéticas de todas las épocas y un repertorio prácticamente inédito. Sin duda grabación para especialistas.



Verdi
Il trovatore
Pavarotti, Sutherland, Horne,
Wixell, Ghiaurov
National Philharmonic. Richard
Bonynge
Decca, Polygram
Es el paso del gran Trovator verdiano de Pavarotti con dirección de Bonynge al CD. Para salir del paso, quede dicho que el gran tenor hace una Pira gloriosa y se regodea en su luminoso Do de pecho. Pero más que eso, canta un Manrico soberbio, cálido y apasionado. Joan Sutherland es una fantástica Leonora, que también hace las delicias del oyente con sus legendarios sobreagudos que Bonynge, su ilustre marido, prolonga generosamente. Marylin Horne, contra los pronósticos de la década del 70, hoy se oye convincente en Azucena, pese a su talante rossiniano. Ingar Wixell es un caluroso Conde de Luna y Nicolai Ghiaurov eleva el Ferrando a los mejores estrados. La grabación en LP ofrecía como novedad el ballet _escrito para el estreno parisiense_ que ha sido eliminado para lograr una versión en dos CD. Lo que resulta comprensible. Es un recomendable Trovatore.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.