Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/14/1995 12:00:00 AM

OPERA PARA MACONDO

Cinco casas americanas de ópera, incluida Colombia, se han 'embarcado' para llevar el mundo de García Márquez al escenario lírico.

DESDE DAFNE, DE PERI, EN 1597, LA primera ópera de que se tenga noticia, entre música y literatura históricamente las relaciones han sido de amor y odio. Desde siempre los compositores andan al acecho de un buen tema literario: Rossini puso en música a Voltaire, Mozart a Beaumarchais, Gounod a Goethe, Chaikovski a Pushkin, mientras que Verdi escaló a la cumbre cuando recurrió a Víctor Hugo, Dumas, Schiller y Shakespeare.
El siglo XX no ha sido ajeno a este fenómeno: el simbolismo de Maeterlinck se convirtió en ópera con Debussy y la escabrosidad de Salomé, de Wilde, es ópera magistral de Strauss. El listado reciente podría ser interminable: Penderecki y Malraux, Pizzetti y Elliot, Poulenc y Cocteau, Maderna y García Lorca, Milhaud y Claudel, Britten y Mann...
El turno hoy es para Gabriel García Márquez, con un proyecto que marcha a toda máquina: el 25 de octubre de 1996 la Grand Opera de Houston, en Estados Unidos, hará la premiére mundial de Florencia en el Amazonas, ópera en dos actos, música del mexicano Daniel Catan, libreto de Marcela Fuentes-Berain, que recrea el mundo literario del Nobel.

DE AQUI Y DE ALLA
Los libretistas son puente y piedra de toque entre el eggo del compositor y los recelos del escritor, quitan y ponen, inventan personajes, sepultan otros, alargan unas escenas y hasta modifican los desenlaces. Florencia en el Amazonas no proviene precisamente de una obra concreta de Gabo. Fuentes-Berain ha tomado de aquí y de allá: un vapor navega el Amazonas, en él regresa Florencia Grimaldi, una célebre cantante de ópera, para volver al teatro de Manaos nuestra diva canceló la Scala de Milan, declara Rosalba Montealbán, la periodista que la sigue con obsesión, pues prepara la biografía de quien jamas ha visto en persona. Florencia viene en busca del verdadero amor, anclado en el pasado: Cristóbal, sé que estás cerca, puedo tocar tu olor (...) puesto que sangro vivo, ¡puesto que vivo seguiré buscándote.!, dicta el libreto.
El escenario representa 'El Dorado', un viejo vapor en el cual han navegado amores que se añoran, amores contrariados, amores inmediatos, canta el Capitán. Coro de pregoneros que ofrecen morcancías, una mujer carga una corona de siete iguanas, venden polvos chinos de arroz, abanicos de papel, talismanes contra el mal de ojo. Todo suena bien sobre el papel y en la imaginación. Antes que caiga el telón final una mariposa verde gigantesca debe aletear sobre los personajes y transformar la escena...

MULTINACIONAL LIRICA
Cinco directores de casas de ópera de México, Estados Unidos y Colombia acaban de reunirse en Santa Fe, Estados Unidos, para formalizar el proyecto. Son Gloria Zea, de la Nueva Opera de Colombia; David Gockley, de la Grand Opera de Houston; Speight Jenkins, de Seattle Opera; Peter Hemings, de Los Angeles Music Center Opera y Gerardo Kleinburg, de la Opera de Bellas Artes de México.
Con ellos estuvo Francesca Zambello, una de las más importantes directoras escénicas de la actualidad, y Robert Israel, diseñador de los decorados.
Hoy por hoy hay precisión milimétrica: el 31 de diciembre del 95 Catan debe entregar la partitura de las partes vocales, en junio del 96, la orquestal. El 19 de septiembre se inician los ensayos, estreno el 25 de octubre. Noviembre es el turno de Seattle.
Poco a poco Florencia en el Amazonas se estrenará en la demás capitales. El turno de Colombia será en el 97. A México le corresponde construir la escenografía, los talleres de la Nueva Opera de Colombia se han comprometido con el vestuario. Para fines de este año Gloria Zea se reunirá en Colombia con el equipo de producción y harán el recorrido por todos los lugares que de una u otra manera puedan aportar luces al universo real maravilloso de la obra del Nobel.
La gran expectativa es ver qué ocurre con el mundo de Gabo llevado a la ópera, pues las críticas, encabezadas por el New York Times, que han llovido sobre Crónica de una muerte anunciada, el musical que se acaba de presentar en Broadway, han sido hasta ahora las menos alentadoras.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1837

PORTADA

América Latina: la corrupción hace metástasis

La mitad de los presidentes y expresidentes recientes de América Latina está envuelta en grandes escándalos de corrupción. Lula no es más que el último.