Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/3/1984 12:00:00 AM

OTRO CIELO

Se inagura en Medellín el Planetario más moderno de América Latina

El planetario más moderno de América Latina será inaugurado el próximo 11 de agosto en Colombia. A un costo de 200 millones de pesos, los equipos fueron importados por el municipio de Medellín desde la ciudad de Jena, Alemania Oriental, donde precisamente en 1923 Walter Bauersfeld inventó el primer planetario astronáutico. Se trata de un moderno proyector, el segundo instalado en el mundo, el primero se encuentra en la ciudad de Alen, también en Alemania Oriental; un equipo de radio con señal conectada directamente desde el meridiano de Greenwich, para la medición exacta del tiempo sideral; y de cuatro telescopios que permitirán la observación de los planetas.
El planetario de Medellín, llevará el nombre del científico antioqueño, Jesús Emilio Ramírez González, quien fundó y dirigió hasta su muerte en 1981, el Instituto Geofísico de los Andes en Bogotá, fue rector magnífico de la Universidad Javeriana e inventó una teoría sobre la génesis de los microsismos. Los colombianos lo recuerdan como el curita que después de los temblores de tierra que ocurrían en cualquier parte del país, hablaba por radio o televisión, para informar sobre la intensidad del movimiento telúrico y de la localización de su epicentro.
El edificio donde funcionará el planetario, costó cerca de 80 millones de pesos, y cuenta con un auditorio para 200 personas, donde se dictarán conferencias sobre astronomía y temas afines; una biblioteca especializada en ciencias naturales y astronomía; una sala de proyecciones con 300 sillas reclinables, cubiertas por una cúpula semiesférica que sirve de pantalla para la proyección de los 10 programas con que actualmente cuenta el centro, los cuales son manejados desde un microcomputador; un observatorio con cuatro telescopios, uno mayor que será de uso exclusivo de profesores y estudiosos de la materia y tres menores localizados en las terrazas, dos de los cuales estarán a disposición del público; además cafetería, servicios sanitarios y de parqueadero.
A partir de su inauguración se realizará cuatro proyecciones diarias, entre ellas: La historia de la navegación espacial, Un viaje a través del tiempo y el espacio, el sistema solar, la vía láctea y otras dirigidas a los niños como La Luna y los siete cabritos. Además en noches despejadas habrá programas de observación dirigida.
Este nuevo centro cultural, científico y recreativo es dirigido por el filósofo Gabriel Jaime Gómez, estudioso de la astronomía y miembro de la Asociación Julio Garavito.
Desde el cielo del Planetario se podrán apreciar 8 mil 900 estrellas reproducidas en un firmamento artificial, de acuerdo a sus posiciones naturales y a sus grados de luminosidad.
Tanto los planetas, esos astros herrantes y fugitivos entre ellos el sol, la luna y los cometas, como las estrellas, esos otros "soles" que se encuentran a más de 4 años luz de la tierra, podrán ser vistos en su movimiento propio y en su movimiento diurno aparente, gracias a los cuatro movimientos que posee el proyector. Estos le permiten reproducir la posición de los planetas en cualquier momento, dentro de un período de 10 mil años. Por ejemplo, sería posible observar el cielo como apareció el primer día de mandato del emperado Julio César, o cómo se localizaron los astros el día del nacimiento de cual quiera de nosotros. La posibilidad de trasladar el tiempo se logra con la memoria mecánica del proyector principal, por medio de precisión en los engranajes.
Todo esto, de verdad descrestará los paisas y colombianos y lo mejor está próximo a empezar.--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.