Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/2013 12:00:00 AM

“Soy un emisario de los sabores patagónicos”

Durante su visita a Bogotá, el prestigioso chef argentino Pablo Buzzo habló con SEMANA sobre su cocina y los vinos.

SEMANA: ¿Qué es la cocina patagónica y por qué usted se considera el pionero de esta tradición?

Pablo Buzzo: Es la cocina característica del sur de la república argentina, la Patagonia Argentina. Es una zona que va desde la cordillera hasta el mar, desde el sur de la provincia de buenos aires, hasta Tierra del Fuego. Con zonas muy boscosas y zonas muy áridas, donde la materia prima no es fácil de conseguir y los productos autóctonos son pocos. Me consideran pionero por llevar la comida patagónica por todo el país, y luego a otros países. Un emisario de los sabores patagónicos.

SEMANA: ¿Cuál es la vianda por excelencia que caracteriza esta cocina patagónica?

P.B: El cordero patagónico es el producto por excelencia. Se puede realizar con diversas formas de cocción, pero lo más tradicional es a la llama o en cocciones largas. Las hierbas que mejor le quedan son el perejil, el ciboulette o la menta.

SEMANA: Usted ha dicho que muschos de sus platos surgen a partir de los vinos, ¿cómo es ese proceso?

P.B: En realidad eso surge en función de cómo se organice la comida. En muchos casos hago viajes a las bodegas y debo hacer un maridaje con ciertos vinos. En esos casos, siendo que el vino está definido, lo que adaptamos es la comida: el plato surge del vino.

SEMANA: ¿Qué tienen los vinos de la Bodega del Fin del Mundo, con la que trabaja, que no tengan otros vinos argentinos?

P.B: Para empezar son vinos patagónicos, tienen el mismo terroir que las comidas que preparo, eso es una expresión latente que está en sintonía. En el caso del Fin del Mundo, la elegancia de los vinos permite preparar platos elegantes pero muy expresivos de lo que son los sabores y aromas de la Patagonia.

SEMANA: ¿Cómo fue su aproximación a la cocina desde la tradición familiar al lado de su madre? ¿Cuál fue la lección más importante que recibió de ella?

P.B: En principio, desde que soy chico me la he pasado cerca de las cocinas. Hubo siempre una atracción interna hacia los aromas que salían de allí. De mi madre aprendí, viví, el amor y respeto por lo que los productos pueden dar, por lo que pueden ofrecer,  así como el valor del esfuerzo y ver ese esfuerzo plasmado en los platos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.