Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/5/2008 12:00:00 AM

Pantalla para Colombia

Un director colombiano concibió un proyecto para llevar el cine por primera vez a 800 pueblos del país que nunca han visto una película. Semejante empresa ya está montada y a pocos meses de arrancar.

En el momento en que seis camiones cargados, cada uno, con una pantalla inflable, comiencen a recorrer el país en agosto, algo histórico tendrá inicio: 800 pueblos que no tienen una pantalla de cine verán una cinta de cartelera por primera vez. Y sin costo.

La idea nació como una reacción a una cifra por parte de Luis Hernán Reina, periodista y director de cine. Cuando se enteró de que sólo el 5 por ciento de los colombianos ha tenido acceso al cine, recordó su época en la que trabajaba como corresponsal en Cuba y vio el documental Por primera vez, en el que se contaba cómo, cuando triunfó la Revolución, camiones con la cinta Tiempos Modernos, de Charles Chaplin, recorrieron la isla y con el concepto del Cinemóvil mostraron imágenes en movimiento a la gente que no las conocía todavía. El asombro de la gente se le quedó en la memoria al director colombiano.

"Eran nueve minutos nada más. Pero los últimos tres, con la cara de la gente iluminada por la llegada por el cine, me conmovieron", explica.

La Cinegira, como la bautizó, es su manera de contrarrestar el hecho de que el cine sólo llegue a las capitales de departamentos en Colombia, y de que municipios como Zipaquirá, sólo por mencionar uno, ya no cuenten con salas de proyección. Decidido a sacar el proyecto adelante, trazó una ruta de 800 pueblos de menos de 100.000 habitantes, y buscó financiación para dos proyectos paralelos: una película con actores conocidos que pudiera contar historias de país cercanas a la gente, y el viaje de las seis pantallas gigantes inflables, del mismo tipo que se utilizan en el Festival de Cine de Venecia, por seis rutas nacionales, para presentar una función diaria, gratis, en cada pueblo visitado.

Y lo consiguió. Ya la película está rodada (se llamará Alborada carmesí y contará con actrices como Zharick León, Ruddy Rodríguez y Constanza Camelo), y el patrocinio existe, e incluso cuenta con el aval de la Vicepresidencia. Cuando la película entre a rotar en cartelera en los teatros nacionales, rodará también por el país. "Es justo que no sea una cinta vieja. Si se quiere masificar la cultura, no se debe menospreciar a los espectadores. Esto es un proyecto de transformación social", dice Reina.

Lo interesante es que será un proyecto de punta, tecnológicamente hablando. Se usarán pantallas inflables de 12 metros de largo por ocho de ancho, equipos de amplificación de sonido de alta fidelidad y proyección digital, para garantizar la calidad. Se concibieron espacios en los que cabrán 5.000 personas en terrenos planos del tamaño de media cancha de fútbol en cada pueblo. Y el proyecto rodará durante seis meses hasta lograr cuatro millones de espectadores.

Alborada carmesí contará la historia de un grupo de personas que departe alrededor de una hoguera y cada una empieza a relatar su historia, ligada al determinismo y la muerte. El formato de historias breves ligadas por una gran historia también está pensado para un público tan masivo y variado. Paralelamente, Reina hará un documental de la gente que mirará cine por primera vez en regiones como Sucre, Huila y Casanare.

"Lo importante es que se estructura así un camino para la proyección del cine masivo y social", remata Luis Hernán Reina. No cabe de emoción: durante seis meses verá las caras de la gente asombrada por la llegada del cine.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.