Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/18/1994 12:00:00 AM

PAPELES DE ORO

Las obras de Gabriel García Márquez entran en un nuevo mercado: el de los manuscritos y originales que se están cotizando en varios miles de dólares en Estados Unidos.

CUANDO KEN LOPEZ, UN COMERciante de libros raros y curiosos de Estados Unidos, tomó los originales a máquina del cuento 'Los funerales de la mama grande', de Gabriel García Márquez, no lo pudo creer. Se los había ofrecido el librero colombiano Mauricio Pombo, propietario de la librería El Carnero, a finales del año pasado. Pero López, quien lleva 17 años dedicado a su oficio, no tragó entero. Primero, porque manuscritos falsos de autores famosos abundan en el mercado. Segundo, porque según las normas internacionales de esta clase de negocios, ningún original, por importante que sea, vale un peso Si no lo acompaña una constancia autenticada del autor o una certificación de la procedencia del documento: Así que en el momento en que tuvo Los funerales en su mano, López exigió el cumplimiento de cualquiera de los dos requisitos.

Pombo, por su parte, ya tenía una experiencia similar con Ken López. Un año antes el librero colombiano le había ofrecido un paquete con diversos originales de artículos periodísticos de Gabo escritos en los años 40. La exigencia del comprador acerca de la procedencia de los documentos obligó a Pombo a hacerle un seguimiento a la obra que estaba por vender. Finalmente, después de meses de investigación, descubrió que, a pesar de tener importantes pruebas de su legitimidad, los originales eran falsos.

Sin embargo, con Los funerales de la mama grande el asunto era más sencillo. Los originales pertenecían a Ligia, la hermana del Nobel colombiano, quien se había acostumbrado desde hace más de 30 años a guardar todo lo que Gabo publicara o se dijera de él, incluidos recortes de prensa y grabaciones de su voz. Su primo, el periodista José Luis DíazGranados, le acolitó la tarea y él mismo se encargó de archivar varios artículos y recortes. Hasta que un día, fruto de la amistad que los une, Ligia le regaló a su primo no sólo los originales de Los funerales, sino los de otros dos cuentos, entre los que se incluían un borrador de La siesta del martes, copias al carbón de tres relatos más y una sinopsis de La mala hora.

El tesoro permaneció en poder del periodista hasta hace un año, cuando las urgencias económicas lo obligaron a buscar un comprador. "La mayor de ellas -afirma Díaz-Granados- era una operación quirúrgica a la que debía someterme cuanto antes". Por tal motivo se contacto con Andrés Hoyos, socio de Mauricio Pombo en El Carnero, con el ánimo de ofrecérselos en venta. El negocio del paquete completo quedó cerrado en poco más de un millón de pesos.

Hasta el momento, en el mercado de los libros raros y curiosos de García Márquez sólo se conocían primeras ediciones, sobre todo la de su novela cumbre, Cien años de soledad. Por eso cuando Ken López confirmó que los originales a máquina que tenía en la mano eran legítimos, gracias al minucioso registro que Díaz-Granados le remitió en una carta sobre la procedencia fidedigna de los documentos, la sorpresa fue tremenda. Se trataba de una oportunidad de oro para un comerciante de textos valiosos y la de Gabo para ingresar en un nuevo mercado: el de los manuscritos y originales.

Y lo hizo por la puerta grande. En febrero de este año, en la feria del libro de Los Angeles, Mauricio Pombo y Ken López firmaron el negocio por un monto de 16.000 dólares; es decir más de 13 millones de pesos, en el que se incluyó una primera edición dedicada y firmada por Gabo de Cien años de Soledad y otra de El coronel no tiene quien le escriba.

Pero la mayor sorpresa estaba por ocurrir. En un país donde García Márquez es uno de los autores más leídos y admirados, un tesoro como el que acaba de adquirir el librero estadounidense no sólo se mide por la cotización que le da en el mercado el hecho de ser una pieza única, sino por su enorme valor literario y por la riqueza que representa su análisis en las universidades (ver artículo siguiente).

Así, el valor de las obras que Ken López adquirió por 16.000 dólares se ha multiplicado. Sólo el original de Los funerales de la mama grande lo vendió hace poco a un coleccionista privado en 15.000 dólares, mientras los demás están cotizados cada uno por encima de los 8.000 dólares. Además, la primera edición de Cien años de soledad, que en el mercado estadounidense se consigue por un promedio de 2.000 dólares, López la tiene tasada en su catálogo en 7.500. La razón es sencilla: el ejemplar que Pombo le vendió al librero está firmado por Gabo y dedicado a un amigo. La firma y la dedicatoria lo convierten en un ejemplar único.

Aunque el mismo Ken López afirma que los precios son un tanto arbitrarios, pues no tiene puntos de referencia por ser la primera vez que negocia con lo que él considera "lo más valioso que he tenido en la mano en literatura latinoamericana", la noticia de la valoración de sus originales tomó desprevenido al mismo Gabo, quien sorprendido por ese boom decidió guardar en la cajilla de un banco los originales que aún conserva. Otro tanto están haciendo decenas de colombianos en cuyas manos, por una u otra razón, cayeron estos tesoros. Y la idea no parece descabellada, pues el mismo López considera que el original a máquina de Cien años de soledad puede llegar a valer igual que unos manuscritos de Proust o Joyce, es decir, unos 100.000 dólares.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.