Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1990/07/16 00:00

"Para mí, todo lo que existe es música"

ENTREVISTA:FRANK FERNANDEZ

"Para mí, todo lo que existe es música"

Consagrado recientemente en Praga como uno de los mejores planistas del mundo, el cubano Frank Fernández regresó a Colombia luego de casi tres años. Tocó en las principales ciudades y, como ya es costumbre, triunfó. SEMANA conversó con él sobre la música contemporánea, el futuro del piano y su trayectoria.
SEMANA: ¿Cuánto hace que toca el piano?
Frank Fernández: Hace 41 años. Empecé a la edad de 4 años
S: ¿Cuál es su compositor preferido?
F.F: El último que toco. Hay preferencias, pero corresponden a momentos determinados.
S: Usted trabaja en música popular y con los cantantes de la nueva trova. ¿No existe incompatibilidad entre eso y la música clásica?
F.F: No hay ninguna incompatibilidad. Además, esos trabajos no son constantes, no les dedico la mayor parte del tiempo. Amo la música popular cubana, la conocí desde pequeño y pienso que es un aporte, un enriquecimiento del espíritu.
S: Al parecer, son pocos las obras para piano que se componen en estos tiempos. ¿Cómo ve usted ese fenómeno?
F.F: En la segunda mitad del siglo XX, los compositores no han escrito para piano, con muy contadas excepciones. El siglo de oro del piano fue el XIX y, para decirlo de alguna forma, "agotó" el piano. Luego vinieron, en la primera parte de este siglo, nombres como los de Prokofiev o Bartok que pertenecieron al grupo de compositores que también fueron grandes pianistas. Manejaron un lenguaje sonoro contemporáneo, pero los recursos del instrumento son los del siglo pasado. Yo creo que entre los compositores modernos hay un sentimiento de "ya todo está hecho".
S: El advenimiento de la música electroacústica, de los sintetizadores, ¿puede llevar a la desaparición del piano tradicional?
F.F: Pensar eso sería como creer que las flores van a desaparecer por viejas y antiguas. Cada cosa tiene su espacio espiritual. El piano de madera, de palo, tiene su espacio a pesar de los sintetizadores. Si bien la música sintetizada -yo en varias ocasiones he trabajado en música electroacústica- tiene una perfección casi absoluta, el ser humano necesita esa imperfección que sólo puede dar el hombre. La música electroacústica es muy importante, pero no es un sustituto del piano
S: ¿Cómo ve el desarrollo de la música clásica en América Latina? F.F_ Está comprobado que el estímulo hacia la música clásica en América Latina es muy pobre y va en detrimento del desarrollo de jóvenes talentos, malogra el espiritu de grandes públicos y acaba siendo un obstáculo para el reconocimiento de figuras ya establecidas.
S: ¿Cree que habría podido llegar donde está si se hubiera formado en otro país?
F.F: Yo estoy casi seguro de que me hubiera costado muchísimo más trabajo en otro país latinoamericano. En Cuba, por ejemplo, se pensaba que solamente era posible tocar bien el piano si se realizaban estudios en Europa. En este momento tengo cinco alumnos laureados internacionalmente, sin que hayan salido a estudiar fuera de Cuba
S: Cuando no está tocando o ensayando, ¿qué es ló que más le gusta hacer?
F.F: Para mí, todo lo que existe es música. Es casi una neurosis. Lo que hago cuando no estoy o yendo música es ver cine. Me distensiona, me complementa. Me encanta ver cine
S: ¿Qué tipo de cine?
F.F: Todo el cine, las malas y las buenas películas. En la literatura me gusta la poesía y la novela policíaca. En cualquier acto de creación siempre se puede encontrar algo bueno.
S: ¿Su director de cine preferido?
F.F: Bergman
S: ¿El actor?
F.F: Dustin Hoffman.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.